Fin de semana de descubrimiento

Fin de semana de descubrimiento

IMG_0581Este pasado fin de semana realizamos en El Colmenar el curso “Descubre-te. Un viaje del personaje al Ser”.

Para el equipo de Avatar Psicólogos ha sido una experiencia fantástica y lo primero que queremos hacer es agradecer de corazón a los/as participantes su entrega, compromiso, colaboración, pasión y el buenísimo ambiente que crearon en el curso.

Aunque sus integrantes tienen experiencia anteriores en este tipo de eventos es el primero que hacen juntos y la experiencia ha sido muy motivadora para organizar más.

En cuanto al curso, el objetivo era transitar ese camino desde el personaje al Ser para, tras conectar con éste, poder volver a situarnos en la persona ¿Cuál es la diferencia entre el personaje y la persona? Para nosotros el personaje son esas características que nuestra mente crea para defenderse de situaciones traumáticas o difíciles del pasado, especialmente cuando somos niños. Cuando tenemos que vivir situaciones que nos desbordan emocionalmente es fácil construir mecanismos de defensa que nos ayudan a superar esa situación particular pero que nos hacen esclavos a largo plazo. Por ejemplo, si un niño ha estado muy abandonado, muy solo, es posible que su mente construya un personaje en el que se defina como alguien que prefiere estar solo, que no le gusta la gente y que se siente más cómodo “yendo a su bola”. Ese “prefiero estar solo” le ayudó a superar la frustración de tener unos padres ausentes o de estar demasiado tiempo solo cuando era un ser muy dependiente de los demás. En un principio pudo ayudarle, pero a largo plazo esa soledad buscada no le permite establecer relaciones enriquecedoras con otros seres humanos que ahora no le abandonarían. Pero el mensaje grabado a fuego “la gente que te quiere te abandona” y la frustración que ello produce hacen que el personaje no le deje crear relaciones íntimas.

DSC_0017

La persona la definimos como nuestra elección libre de lo que deseamos expresar en nuestra vida. Siguiendo el ejemplo anterior es muy posible que haya momentos en los que deseemos estar solos, o que haya personas más introspectivas que otras, pero la decisión de pasar tiempo a solas no es defensiva sino elegida libremente. Así que la diferencia no está en la conducta sino en desde dónde viene esa conducta y para qué se hace.

El curso trataba de acercarnos al Ser, definido como esa conexión con lo más profundo de nosotros mismos, esa conexión que nos llena de fuerza y que nos permite rescatar a esa parte herida de nosotros que definimos como el “niño interior”.

El viernes, tras la presentación y una introducción teórica, hicimos un ejercicio para conectar con nuestro centro, ese lugar donde se encuentra nuestra fuerza y nuestros recursos y desde podemos enfrentar cualquier reto que la vida nos ponga delante. Fue un día de “calentamiento” para lo que vendría después, de adaptación al medio donde estábamos y al grupo de participantes.

IMG_0571

El sábado empezó la parte fuerte, tras una meditación de conexión con el corazón y el desayuno, la sesión matutina estuvo dedicada al cuerpo. Somos cuerpo-emoción-mente-energía-espíritu y fuimos elevándonos desde el cuerpo hacía arriba. Toñi transportó al grupo a través de sus sentidos y de la conexión con el propio cuerpo, en uno mismo y en relación a los demás terminando, como no podía ser de otra manera, bailando.

Por la tarde fue espacio para las emociones. Dinamizada por Mariela nos acercamos a la sombra. Esa parte de nosotros mismos que no vemos, que rechazamos y que cuanto más inconsciente es más nos domina. De hecho el objetivo era hacer consciente lo inconsciente. La manera que utilizamos fue la del espejo, es muy fácil descubrir nuestra sombra en aquello que no soportamos de los demás. Entender como nosotros “también somos eso” y un par de ejercicios para agradecer toda la luz que acompaña a nuestra sombra tenía por objetivo hacernos más conscientes de quienes somos en realidad.

El siguiente módulo fue dedicado al niño interior, primero aprendimos una estrategia paso a paso para cuidar de nuestro propio niño, no muy diferente a la que haríamos para cuidar a un niño fuera. Para después conectar a través de una visualización con nuestro niño interior y crear un compromiso de atención y cuidado. Muy liberador.

Velas encendidas como compromiso con nuestro "niño interior"

Velas encendidas como compromiso con nuestro “niño interior”

El domingo fue el día energético. Con una excursión al Cañon de las Buitreras que nos ayudase a entrar en contacto con nosotros mismos a través de la conexión con la naturaleza. Agua, tierra y aire, tras haber trabajado con el fuego el día anterior.

Fue una experiencia fantástica donde muchos de los participantes se enfrentaron a sus propios límites (empezando por cruzar un enjambre de avispas que nos encontramos en la mitad del camino). Fue muy simbólico como las personas que subieron hasta lo alto del Cañon no se conformaron con llegar hasta donde estaba programado sino que se aventuraron a subir un risco extra cuya subida y bajada retaba esa creencia tan popular del… “yo no puedo”. DSC_0023¡Pues vaya si pudieron! y, claro, superar las limitaciones que nos pone nuestra mente tiene su inestimable recompensa. Las personas que tenían más limitaciones físicas se quedaron en la playa antes de la subida más dura, creando allí un ambiente de complicidad, compartir y experimentar que también resultó muy enriquecedor.

Por último, antes de volver, un baño bien merecido en el río que, de nuevo, nos exigía superar la temperatura de su agua. Aunque, una vez dentro, de nuevo nuestra mente se veía enfrentada a que sus pre-juicios, pre-ocupaciones y miedos no eran muy útiles este fin de semana dentro de un ambiente tan seguro, sano y compartido.

Todo el grupo en la playa antes de volver

Todo el grupo en la playa antes de volver

La comida, natural y ecológica, y la despedida fueron testigos del buen ambiente creado en el grupo y nos dieron la oportunidad de agradecer a cada persona del grupo su aportación al crecimiento y aprendizajes comunes.

Lo dicho, una experiencia preciosa de la que estamos muy agradecidos. Ojalá en el futuro podamos disfrutar de muchas más aunque, de momento, lo que toca es disfrutar del compromiso hecho con nuestro niño interior y de la vida algo más ligera una vez que dejamos allí alguna de nuestras creencias y limitaciones.

Desde el corazón, namasté

DSC_0081 20150607_123653_Richtone(HDR) 20150607_124959_Richtone(HDR) DSC_0053



  1. Avatar Mari Carmen Says: junio 9, 2015 at 10:37 pm

    He disfrutado este fin de semana plenamente con la atención puesta en todos mis sentidos y en compañía de personajes, personas y seres extraordinarios.
    Me he sentido como pez en el agua, en un medio afin a mi persona, en conexión con el Universo.
    Gracias a todos por ser como sois. La conexión se ha podido palpar.

    Un abrazo a todos

  2. Avatar Clotilde González de Paz. Says: junio 10, 2015 at 9:45 am

    Hola Monica,que bonitas son esas fotos.La ultima foto,que bonita es.Besos.

  3. Ha sido un fin de semana inolvidable, intenso tanto a nivel interno como externo.
    El sentirnos en familia, la empatía, la cordialidad y el interés se palpo desde el primer instante. Gracias a todos por haberme hecho sentir tan bien y ¡¡ NOS VEMOS EN EL PRÓXIMO !!

    Besos a todos.

  4. Subir al Cielo, conlleva a posteriori, un regreso y un descenso a la Tierra. Este viaje ha resultado un ascenso progresivo y sutil, sin turbulencias en el viaje, guiados por la suavidad de la sabiduría más elevada; el aterrizaje ha sido tan progresivo, que parte de mi personaje se despidió de mi en el trayecto.
    Namasté

  5. Se ve que no solo dejé atrás parte de mi personaje, sino también de mi nombre: ro io es Rocío.

  6. Avatar MariCarmen J. Says: junio 12, 2015 at 11:26 pm

    Aprendiendo del silencio y de las palabras, de la danza al amanecer con el canto de los ruiseñores de fondo y del rumor del río, aprendiendo a abrazar lo más frágil y hermoso de nuestro ser, sonriéndole a la noche estrellada y agradeciendo el afecto recién nacido por otros seres que se iluminan ante mis ojos bajo el derroche de Amor que el Universo nos ha regalado en este tiempo compartido.

    Gracias Antonio, te llevo en mi corazón.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.