Eres Amor

Eres Amor

Puedes gritar, criticar, insultar, golpear, enfadarte, romper, destrozar… asesinar…

Puedes correr, esconderte, huir, levantar barreras, destruir puentes, separarte, rechazar, empujar… romper lazos…

Puedes llorar, perder la esperanza, encerrarte, anularte, paralizarte, desvitalizarte, anularte… dejar de vivir…

Pero te pongas como te pongas… Eres Amor



  1. Olé!!! Directo al corazón!!! :-)
    “Te pongas como te pongas….Eres AMOR” Me encanta!!!:-)
    Gracias por recordárnoslo, por compartir, aportar, estimular, fluir, amar, escribir, impulsar,comprender,….Gracias por SER :-)
    Un abrazo.

  2. Anonymous Says: agosto 10, 2012 at 2:09 pm

    Es tranquilizador y reconfortante leer estas palabras porque hoy son uno de esos días en los que no me siento muy orgullosa de mí misma…….

  3. InmaMonarca Says: agosto 11, 2012 at 12:20 am

    Vaya, Ser Amor resulta difícil de entender para mí ahora mismo. No sé si lo seré, lo que me queda en el corazón es para mis hijos, sí, y para la gente que quiero. Ahora necesito cubrir tantos frentes que no sé dónde estoy ni lo que soy. Sé lo que doy, me olvido de mi.
    Si es cierto, gracias. Ojala lo vea.

  4. QUE BONITO
    GRACIAS.

  5. Se puede hacer todo lo que dices, en realidad lo vengo haciendo durante toda mi vida, pero creo que añadiría una palabra a todas las que has puesto en tu entrada, es la palabra “impotencia”, que es como te encuentras cuando no puedes luchar contra las cosas que tienes frente a ti y no puedes SER AMOR porque tu corazón no responde a los sentimientos que les mandas en determinados momentos.
    Gracías por tan estupenda entrada.
    Un abrazo.

  6. Anonymous Says: agosto 15, 2012 at 10:37 am

    Y puedes dejarlo fluir…

    La Maga

  7. Antonio, te felicito por la entrada. Me ha gustado especialmente el comentario de Demófila (querida, ya sabes que tengo debilidad por ti :)Estoy de acuerdo en una cosa, en lo de la impotencia.
    Cuando nos sentimos impotentes ante determinadas circunstancias de la vida, enseguida nos volvemos vulnerables, nos desesperamos por no saber qué hacer, nos invade el temor. Donde hay temor no hay amor, no caben los dos al mismo tiempo. Pero… afortunadamente, no sólo somos nuestros sentimientos. En esencia, somos amor, y lo que está en la esencia, no se pierde. Puede que cuando nos asustamos, nos olvidamos de esa esencia, es como si esos sentimientos nos “nublaran” un poco de tan intensos que son. Entonces, ¿hemos dejado de ser amor? Yo creo que no, yo creo que si se hace un esfuerzo (lo que vale cuesta un esfuerzo)por hacer un espacio a ese miedo, preguntarle por qué está ahí, permitirle que esté, comprendiendo que ese miedo no es nuestra esencia… al tiempo, el amor irá ganando terreno. Para volver a ese amor que nunca dejamos de ser hay que empezar por confiar, aunque cueste, confiar en que saldremos adelante, que encontraremos la forma. Confiar en que seremos capaces de salir a flote es amor por uno mismo, y no hay energía más poderosa que la del amor. Un abrazo a tod@s

  8. Inmamonarca Says: agosto 16, 2012 at 8:55 pm

    Gracias Demófila y Nakrama, aportais mucho a la narración de Antonio. Me ha complementado y he entendido más sobre mí.
    Lástima, anónimo, aunque no conozcas a Antonio, y más si conoces algo del profesional que es, que pienses y escribas tan negativas palabras sobre el narrador, porque estoy segurísima que sí es Amor, ha ayudado con su Amor a más seres humanos que han hecho tus palabras.
    Sería recomendable construir, no destruir. Puedes conseguirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *