Controlar lo incontrolable

Son curiosos los seres humanos, muchos de ellos se pasan toda la vida tratando de esquivar sus responsabilidades echándole la culpa de sus fracasos y errores a los demás y cuando se enfrentan a una situación que escapa completamente a su control se llenan de culpa tratando de ejercer control sobre lo incontrolable.

Y es que nadie puede ser responsable de las acciones de otra persona, sean estas las que sean, y preguntarnos cien mil “y si…” o “debería haber (hecho, sabido, etc.)” es algo que nos deja bloqueados y nos impide la mayor parte de las veces el superar la situación. Ocurre que en ocasiones lo que sucede en nuestra vida es realmente difícil de afrontar, especialmente cuando perdemos a un ser querido, y tratamos de convertir esa muerte o ese acontecimiento en algo que tiene que ver con nosotros. Pensar que podríamos haber hecho algo, llenarnos de culpa por haber hecho, dicho, dejado de hacer o de decir o incluso que lo que nos ha pasado es un castigo divino, nos da la sensación de que lo ocurrido tiene algo que ver con nosotros y tenemos poder sobre lo que ha pasado y, claro, si tenemos poder sobre ello podríamos cambiarlo. El problema es que este mecanismo de defensa es absolutamente inútil, porque por mucho poder que tengamos sobre lo que ha ocurrido es completamente imposible cambiar el pasado, así que cuanto más nos enredamos en eso pensa-mientos que nos dan cierta seguridad y control más frustrados e impotentes nos sentiremos porque por mucho control no podemos cambiar nada. Es más, mientras estamos enredados en nuestro pasado no estamos aprendiendo para el futuro así que las posibilidades de repetir nuestros errores en el futuro aumentan.

Quizá lo más eficaz sería centrarnos más en aquello que nosotros podemos hacer en nuestra vida y aprender a aceptar, respetar y digerir aquellas decisiones que toman los demás y que sólo tienen que ver con ellos. Y lo mismo con los acontecimientos vitales que ocurren y ante los que poco podemos hacer, pelearnos con la realidad es la mejor manera de sentirnos impotentes y frustrados porque por mucho que nos esforcemos, negociemos, critiquemos o nos resistamos la realidad siempre pasa por encima de nosotros. Aprender a sentirse cómodo en la incomodidad de estas situaciones, encontrar un sentido a cualquier situación que se produzca o simplemente ser conscientes desde la seguridad de que hay cosas que no podemos controlar es una manera de fluir en la vida sin iniciar batallas que, sin duda, no podemos ganar.



  1. Los mecanismos de defensa…¿Me pregunto si hay alguno bueno? Según Anna Freud no, pero…
    Que cierto es el hecho de que los seres humanos nos enfrentamos durante toda nuestra vida a pérdidas, que tenemos que afrontar y aceptar como naturales. Lo interesante es poder “dormir” un poco en esas pérdidas…
    XXX

  2. Una vez, una mujer que se había quedado viuda hacía unos meses me decía: “al principio me torturaba pensando por qué se había ido él antes que yo, hasta que comprendí que era lo mejor que podía haber pasado, porque el dolor de la pérdida de un ser amado es muy duro y prefiero que me haya tocado a mí, a que lo tuviera que haber sufrido él”
    Controlar lo incontrolable: imposible. Comprender lo doloroso: se puede.
    Para el que “se queda” le toca la peor parte: los “debería”, lo que “no dije”, en definitiva, culpa que pretende darnos algo de control. No sobre lo que ha pasado, sino sobre lo que sentimos con respecto a lo que ha pasado. La culpa tiene su función. A mí se me ocurre interpretarla como un indicador, mientras exista culpa, la situación no está superada.
    En cuanto a sentirnos “cómodos en la incomodidad”, no termina de convencerme…¿No podría ser esto una forma más de intentar controlar, de querer seguir pretendiendo transformar las cosas en lo que no son? No se puede dormir de pie porque es incómodo, ¿se puede experimentar auténtico bienestar con incomodidades en “el alma”? A veces, comprender no es sólo cuestión de aceptar. Quizá, aunque sea duro y parezca imposible, estar cómodo en la incomodidad sea un paso intermedio, y lo que realmente cuesta es convencernos de que podremos volver a sentirnos cómodos sin dudar de nuestras capacidades.

  3. Los mecanismos de defensa siempre tienen una función Lara, que en un principio siempre es adecuada pero que con el tiempo suele ocurrir que el remedio es peor que la enfermedad y acaban limitándonos, de ahí que sea tan interesante superarlos.

    Amiscamaradas, estoy totalmente de acuerdo contigo, para mi sentirse cómodo en la incomodidad se refiere a permanecer en la curva de la emoción mientras ésta se produce, es justo todo lo contrario a controlar, es dejar que las cosas pasen sin huir de ellas porque sólo permaneciendo presente se puede comprender, que como tú dices es mejor que simplemente aceptar y nos llevará de nuevo a la comodidad del SER. Luego está la incomodidad de la ansiedad, dolor, etc. esa, sin duda, es un aviso de que algo tenemos que cambiar y nos insta a ello, por eso yo defiendo que no hay que pelearnos con nuestra ansiedad sino escuchar a nuestro cuerpo cuando la desarrolla para entender que es lo que tenemos que cambiar.

  4. No sé si estoy totalmente de acuerdo. No podemos controlar lo incontrolable pero como en el comienzo de una relación, se puede conquistar, por supuesto me refiero a perdidas sentimentales.

  5. Es muy duro, mucho. Cuesta, y mucho…Tremendamente duro, pero nada permanece para siempre.
    Somos víctimas y verdugos con nosotros mismos, tratando de buscar una explicación a algo que ya no tiene remedio, a algo que desapareció, fuera en las circunstancias que fueran…pero que ya no puede ser como tal.
    Sufrimos en nuestras propias carnes el dolor que nosotros mismos nos provocamos, perdiendo el tiempo pensando, preocupándonos en vez de actuando, afrontando y asimilando esa nueva situación, sin quedarnos atrapados en esa espiral intentando recuperar algo que no depende de nosotros, bien por ley de vida o porque la otra persona elija tomar un rumbo diferente al que, en una etapa de sus vidas, decidieron hacerlo unidos.
    Las personas cambian, el mundo cambia…todo lo que gira a nuestro alrededor está en constante cambio, y si queremos seguir creciendo como personas, deberíamos esforzarnos en tratar de no retener nada, de no apropiarnos de la energía del otro, sin tan siquiera habernos percatado de la nuestra propia, que es la más valiosa para encauzar nuestro camino hacia la plenitud.

    Besos.

  6. Claro que cambiamos, aprendemos, crecemos, maduramos, pero mis sueños seguían siendo los mismos de aquel chico de 20 años.
    Y seguiré creciendo porque como dice este post, no está en mi mano el crecer juntos, pero no dudo de que me quiero y de mí energia, se trata de amor, no estoy frustrado por mí, porque dí todo, y no fue poco.
    La palabra que define mi estado es TRISTEZA.
    Sobre el camino hacia la plenitud no voy a opinar porque no se que es.

  7. Y es, precisamente, desde ese estado en el que te encuentras, desde el que intentas, inconscientemente, controlar aquello que “se te escapó de las manos”, usando mil y una maneras, a veces un tanto hirientes emocionalmente para hacer ver a la otra persona que la decisión que había tomado era errónea, porque no encontraría nada que la hiciera sentir completa. Esa es la plenitud de la que hablo, y en la que tú te has sentido o has creído sentirte durante todo el tiempo que compartiste con ella.

    Me pongo en tu lugar, porque de alguna manera u otra, eso por lo que estás pasando, yo también lo he vivido, aunque desde otra perspectiva y al igual que a tí, también me ha dolido…me duele…Y me consta de que tanto tú como yo, tenemos la energía y el amor suficientes y necesarios como para seguir caminando sin necesidad de arrebatarle ni siquiera un poquito a nadie…..sino todo lo contrario…estamos preparados para dar, porque con la capacidad de superar las adversidades que se nos presentan en la vida, evolucionamos como personas.

    Un beso y muchos ánimos.

  8. Muy bien Loose, eres mágnifica, que bien escribes.
    No creo que olvidando el pasado, se pueda llegar a evolucionar, el pasado es lo esencial de nuestras vidas, lo que nos ha formado, para ser como somos, si no tuvieramos pasado, no seríamos nadie, el pasado no se puede borrar con nada, esta siempre en nuestras mentes y en nuestros corazones.
    Creo que el pasado nos enseña a vivir.
    ¿Tenemos que aceptar las decisiones de los demás?, no creo, cada uno es cada uno, y si nos sometemos a los demás, nunca conseguiremos a llegar a ser nosotros mismos, sin hablar de que sería un sometimiento a las decisiones de los demás, o una imposición.
    Creo que no voy a analizar toda la entrada, hoy estoy un poco tensa, y nerviosa, no sé por qué, me da la impresión de que saldría mi agresividad.
    Un beso para todos, y, para tí Avatar, un fuerte abrazo.

  9. Claudia Nice Says: diciembre 13, 2009 at 9:22 am

    Demofila, creo que no has entendido al Lose. Ella no habla de someterse a lo que decidan los demás si no todo lo contrario. ella habla de respetar las decisiones y desde el respeto aceptar. Cualquier perdida ya sea sentimental o de un ser querido que se fue es dura, tanto para el que decide dejar una relación como para el que se siente dejado. Pero la vida continua y nos enseña a que somos meros pasajeros en el tiempo que nos ha tocado vivir, no somos dueños de las elecciones de los demás pero si somos dueños de nuestra actitud ante esas elecciones. Cada vez que notamos que un ser querido se comporta de manera diferente a la que estamos acostumbrados queremos controlarlo insconcientemente para que ese cambio en su comportamiento no nos afecte emocionalmente. hay veces que el control pasa a ser una obsesión, nos pasamos la vida controlando a los que estan a nuestro alrededor para sentirnos más seguros y nos cuesta un mundo reconocer que cada uno es libre de tomar las decisiones que crean oportunas. Estas situaciones se dan tanto en las relaciones de pareja como en las fraternales, padres hijos hermanos, incluos en la de nuestras amistades mas directas. Queremos a toda costa tener bien atada a nosotros esa cuerda con la que hemos anudado a los que nos rodean, sin importarnos que los demas algun dia queiran soltarse o simplemente apflojar el nudo.
    Las personas que en vez de controlar, simplenete conviven y acompañan a los que estan alrededor, aceptando sus decisiones (esto no quiere decir que se esté de acuerdo) y como mucho podremos aconsejar, pero nada más.

    saludos

  10. Hola, Claudia, gracías por contestar a mi comentario, pero creo que la que no has entendido eres tú.
    Yo al principio de mi comentario, solamente estaba alabando lo bien que escribe Loose, en el resto, mi comentario versaba sobre la entrada de Avatar.
    En uno de sus apartados, dice exactamente esto:

    Quizá lo más eficaz sería centrarnos más en aquello que nosotros podemos hacer en nuestra vida y aprender a aceptar, respetar y digerir aquellas decisiones que toman los demás y que sólo tienen que ver con ellos.

    A esto me refería, cuando decía que no debíamos aceptar las decisiones de los demás, no el refería al comentario de Loose, que es esplendido, y complementa al de Avatar muy bien.

    Esto es lo que tú dices:

    Ella no habla de someterse a lo que decidan los demás si no todo lo contrario, ella habla de respetar las decisiones y desde el respeto aceptar.

    Creo que está claro, que las dos hablamos de no someternos, lo de aceptar o no aceptar, es opcional para cada persona, según como sea esa persona.
    Yo creo que no aceptaría, soy un poco agresiva, y no me gusta que me impogan nada.
    Espero que quede aclarado todo.
    un beso, vamos a ser amigas, y a no guardarnos rencor, esto es simplemente un intercambio de opiniones, y todas deben ser respetadas.

  11. Para sentirme segura necesito sentir que controlo mi vida, pues si no lo hago siento miedo y entonces todo se descontrola aún más. Pero eso no significa que deba controlar lo incontrolable, aunque a veces lo pretenda sin darme cuenta.

    La pérdida de alguien no siempre es controlable, especialmente cuando no está en nuestras manos. Pero ¿qué pasa cuando nos auto engañamos y sentimos que sí está en nuestra manos, cuando realmente no lo está? Entiendo que es ese el quid de la cuestión y que es eso a lo que se refiere Avatar, aquellas situaciones en las que por intentar controlar nuestra vida, nos imponemos la obligación de controlar sucesos que escapan de nosotros mismos, aunque nos afecten de manera muy directa.

    Conozco a alguien, que estuvo muy cercano a mí, que siempre intenta controlarlo todo, incluso cuando no es propia su responsabilidad, sino la de otros. Al vivir así está en constante tensión con el mundo que le rodea; sin permitirse simplemente sentir la vida, sino intentando controlar la suya y la de los demás, en continua tensión con todo lo que interactúa con él.

    Ejercer ese tipo de control le aleja de los que le rodean, al no poder controlarlos, huyendo de este modo de la axfisiante responsabilidad que se autoimpone.

  12. Una de las cosas incontrolables para mi.Las personas que van apareciendo en tu vida. En unos momentos de tu vida sientes que están ahí, porque se aferran a ti y tu lo das todo por controlar sus vidas en unos momentos que para ellos esas vidas eran incontrolables . Das tu luz para que puedan ver con un poco mas de claridad, en esos momentos tu sientes que esas personas están cerca muy cerca de ti, pero cuando ya tienen el control de sus vidas y ya no necesitan tu luz, se alejan. Llega un día y necesitas un poco de esa luz pero esas personas están tan lejos que no se dan cuenta de ello. esto me sobrepasa me hace sentir muy mal muy triste, me hace pensar se hace incontrolable. Me doy cuenta de que no hay nadie que me ayude. Simplemente con su acercamiento hacia mi, que NO puedo controlarlo. Me debilita pienso una y otra vez¿ porque me sucede esto siempre? porque es siempre. Todo lo bueno que se acerca en unos momentos a mi vida se aleja se rompe¿porque? Ahí es cuando empiezo a fustigarme a mi misma, me culpo a mi misma de la distancia que ponen estas personas al alejarse cuando ya no te necesitan Es cuando me pregunto ¿seré yo? Pero yo soy así me gusta ser así, me gusta me hace feliz regalar mi luz. Pero ¿que puedo hacer para no sentirme tan apagada cuando ya no están?

  13. Hola a todos. Quisiera contestar a Luciérnaga. Se perfectamente a lo que te refieres, yo he pasado por ello varias veces, con amigas y con amores. Pero quisiera plantearte algo. Creo firmemente que hay veces que, por el motivo emocional que sea, sentimos que no controlamos nuestras vidas, al menos desde el punto de vista de las emociones. Muy probalemente el resto de nuestra vida sea perfectamente funcional, pero a nivel emocional, tendemos a ofrecer nuestra fuerza a alguien que la necesita y que la absorbe sin medida. Mientras el proceso dura, se establece un vínculo de dependencia hacia nosotros que nos aporta seguridad y confort. Sin embargo este tipo de personas suelen ser vampíricas y, una vez absorbido todo cuanto necesitaban para recuperar sus niveles, abandonan a su fuente de energía (normalmente sin piedad y hasta de malas maneras) y hasta la niegan como tal. Efectivamente es muy doloroso sentirse abandonado, traicionado y hasta utilizado por alguien con quien has tenido una entrega absoluta, y eso creo que no hay quien lo vaya a cuestionar. Y también entiendo que te guste ser una persona entregada y generosa, tanto en tus sentimientos como en tus actitudes. No hay nada malo en ello, es más, creo que son bonitas y valiosas virtudes para cualquier persona. Pero quizás sea el momento de hacerte alguna pregunta al respecto. ¿Realmente es entrega, o es más bien el sentimiento reconfortante que te provoca la dependecia de esa persona hacia tí durante la relación y que mitiga tu inseguridad hacia la pérdida o el abandono? Es decir, mientras te necesita, no te abandona y, mientras duran esas circunstancias, te sientes feliz lejos de tu miedo al abandono. Por otra parte, si sabes que esto es una pauta que se repite una y otra vez y que te hace sufrir ¿por qué sigues haciéndo lo mismo? ¿No crees que no es tanto que te guste ser alguien generoso como que tal vez es la forma enviciada que tienes de obtener el afecto y la seguridad que todos deseamos? Por otra parte, a todos nos gustaría compartir nuestra vida con alguien generoso como tú, ¿a tí no? ¿qué te impide dejar de ser quien todo lo da siempre y vivir la gratificante experiencia de recibir sin pedir tu energía a cambio? Hubo un momento en el que yo me tuve que hacer todas estas preguntas y llegué a la conclusión de que lo único que me lo impedía era yo misma, y por tanto era tan facil de solucionar como el querer hacerlo y cortar el bucle. Un abrazo para todos.ROSA.

  14. Demófila, estoy totalmente de acuerdo contigo en que el pasado es el que nos construye y que no hay que olvidarlo sino aprender de él y agradecer todas las oportunidades que nos ha ofrecido para evolucionar y aprender. En lo que no estoy tan de acuerdo es en lo de no aceptar las decisiones de los demás, evidentemente no hablo de someternos a nadie, precisamente de todo lo contrario, de usar nuestro poder para decidir sobre lo que nosotros queremos hacer y dejar libres a los demás para tomar sus decisiones. Nadie tiene poder para imponernos nada emocionalmente, pero cuando nosotros nos peleamos contra las decisiones de los demás (y como no tenemos nungún control sobre ellas) entonces nos quedamos atascados y es cuando nos sometemos a lo que nos hacen sentir. La clave es precisamente dejar salir la agresividad, aceptando que es una reacción normal del cuerpo ante situaciones que no te gustan, pero con respeto a los demás para que no se convierta en violencia.
    Y perdona por haber tardado tanto en contestar, han sido unos días muy exigentes para mi.

  15. Claudia Nice y MC, habéis expresado muy bien lo que quería decir con este post, muchas gracias por vuestras palabras.

    Luciérnaga, si cuando las personas están perdidas en su propia oscuridad tú eres capaz de aportarles luz creo que tendrías que sentirte realmente satisfecha, es algo precioso.
    No podemos elegir las personas que la vida pone en nuestro camino… o sí. Las personas que entran en nuestra vida normalmente lo hacen para ayudarnos a crecer o enseñarnos algo. Si todas las personas que entran en tu vida son del mismo tipo entonces tendrías que pensar que puedes aprender de ello para poder trascenderlo. En mi opinión, dar luz es algo que te hace sentir segura e importante y por eso igual eres tú la que buscas personas que estén en problemas para poder sentir que eres válida mientras les ayudas. Igual estoy completamente equivocado en mi análisis, pero permiteme decirte que tú mereces ser querida por lo que eres no por lo que haces, y para poder dejar que lleguen a tu vida personas que también te puedan iluminar a ti tendrás que asumir el “riesgo” de acercarte a las personas que no necesitan ser ayudadas, si te acercas a personas que no tienen luz entonces no podrás quejarte de que luego no te iluminen ¿recuerdas? te acercasté a ellas porque no tenían luz y tu “contrato” con ellas consistía en que tú iluminabas no en que ellas lo hicieran contigo. Todos necesitamos luz así que es nuestra responsabilidad acercarnos a personas que nos iluminen, y también por supuesto compartir esa luz que tenemos de sobra con los demás. Creo que primero tendrías que tratar de iluminarte a ti misma, darte permiso para recibir sin tener que dar antes (por que tú lo vales) y entonces podrían entrar en tu vida personas de características diferentes.
    A veces nos centramos tanto en aportar luz que no permitimos que los demás nos iluminen.

  16. Bueno, acabo de darme cuenta de que he respondido a luciérnaga cuando Rosa ya lo había hecho con muy buen criterio y de manera más clara que yo, disculpas por la repetición y por hablar antes de leer ;). Ya veís que aunque me paso la mitad del día dando cursos sobre ello todos metemos la pata hasta en lo más básico, así es la vida y lo único que queda es aceptar que podemos fallar, pedir disculpas, restaurar el daño en lo posible y seguir tratandonos igualmente con amor para poder aprender de la experiencia.

  17. Fijate!
    Me viene bien tu entrada de hoy, desde ayer estoy peleando por al actitud de los demás aqui en mi ofi
    no sé como explicar pero tiene algo que ver con tu entrada.

  18. Como dice rosa: “son bonitas valiosas virtudes” o como dice avatar: “es algo precioso” porque si es algo tan estupendo no seguimos todos haciéndolo. Si todos estuviésemos mas cercanos esa luz, seria grande muy grande seria difícil de apagar.
    Sí, hay una cosa que es cierta, siempre tengo nuevas personas que se acercan a mí o yo a ellas y es curioso, siempre son personas que no están iluminadas

    Creo también que uno es lo que hace, tú (avatar) eres lo que haces, (todos somos lo que hacemos) no se hacen las cosas para ser queridos, se hacen por uno mismo porque lo que se hace te hace sentir bien (unos ayudando llamando a esas puertas para que enciendan la luz…)
    A mí me encantaría que todas esas personas iluminaran conmigo, es lo que no consigo aprender Se marchan, se apartan, se alejan… es cuando pienso ¿Qué cosa es la que no hago bien?
    Siempre quiero saber porque.

    Os deseo a todos una feliz e iluminada Navidad.

  19. Las personas suelen llegar a nosotros por alguna causa y cuando eso esta completo lo normal es que salgan de nuestro camino. Si las personas se acercan a ti por tu luz entonces es normal que se vayan una vez que han sido iluminados. Prueba a dejar que se acerquen personas por otros motivos y se quedarán el tiempo necesario para desarrollar y completar esos motivos, pero si creas relaciones basadas en iluminar la oscuridad la consecuencia lógica es que se vayan una vez han conseguido lo que venían a buscar. Ofrece algo diferente y se te acercará gente diferente.

  20. Buenas noches, Avatar, quedas perdonado, ya sé que estás muy ocupado.
    Me dices que me someta a las decisiones de los demás, ¿y las mías?, creo que si me someto y acepto las decisiones de los demás, me coartarán mi libertad, me quitarán autonomía, y, lo principal, es que me cargarán con todo el peso de esas decisiones, como ha pasado, y continua pasando.
    El pasado está enterrado, pero no olvidado, mi pasado no se puede olvidar, ya lo sabes, pero como tú me has dicho, no pienso en él, aunque a veces no puedo evitarlo, hay cosas muy recientes que me han dado mucho sufrimiento, y que aún me duelen.
    Espero que no te molestes por mis palabras, pero soy sincera, y siempre digo lo que siento, tal y como lo siento, pienso que la sinceridad está ante todo.
    Un beso muy grande, y que pases una feliz Navidad.
    Lo mismo le deseo a todos los comentaristas de este blog.

  21. Se que es así, que las personas llegan a nuestras vidas y después salen de nuestro camino, no debería ser normal pero al parecer es lo normal o lógico.Yo debo ser de otro planeta ya que sigo sin entenderlo .Esta vida solo la viviremos esta vez a mi me gustaría conservar a todas esas personas cerca de mi, seria bonito.Siento ser pesada.
    Ofreceré además… algo diferente

  22. Luciérnaga yo no creo que debas apagar tu Luz ni dejar de darte el placer de compartirla o incluso regalarla. Piensa que tienes un don que no posee mucha gente. Lo que si es muy conveniente es que aprendas con quién la puedes compartir y quién merece la pena de estar a tu lado. Es muy importante y un gesto muy generoso DAR, pero cuando no hay un feedback la cosa no funciona, y ocurre esa sensación que tu tan bien describes. Seguramente esas personas, que alguien ha descrito como vampiros energéticos, cuando se encuentren sin energía volveran a tí, y ahí es donde tu tendrás que decidir si merece la pena invertir tu tiempo y tu energía. Hay que ser generosos pero con quien lo sabe valorar, apreciar y es capaz de hacernos sentir que hay algo recíproco. Porque no nos engañemos yo te ayudo de buena fe y con toda mi generosidad y si no siento que estás ahí cuando te necesito llega un punto en que la relación, sea de la índole que sea, acabará por fracasar, estará coja.
    También te diré algo que un día oí y que creo que es totalmente cierto: “En una relación quién más pierde es quién menos dá”. Esas personas que no dan son las que suelen decir luego: “te echo de menos”, y es por eso porque echan de menos lo que ya no les das. Tendrás que aprender a identificar a seres que tengan luz propia y que sepan AMAR DE VERDAD, ya que el amor verdadero está basado en la generosidad, la comprensión, la escucha, la aceptación….
    Compártela y no la des a diestro y siniestro, tu eres la primera que tendrás que valorar lo que tienes en tu interior.
    En la vida hay muchas personas que merecen la pena y si unas salen es que les van dejando el hueco a otras por llegar y tu tendrás que ver si merecen ese hueco o hay que dejarlo libre para que llege alguien mejor.

  23. No Demófila, yo no he dicho que te sometas a nadie, si lees con atención digo “evidentemente no hablo de someternos a nadie, precisamente de todo lo contrario”, el problema probablemente es que igualas aceptar las decisiones de otro a someterte a ellas y para mi hay una gran diferencia. Aceptar significa respetar que alguien piense diferente y tome decisiones que nosotros no tomaríamos o que nos duelen (como decidir irse de nuestro lado) y ir dejarle ir con amor. Eso no tiene nada que ver con el sometimiento porque se trata de respetar las decisiones que las personas toman en SUS vidas y que nosotros no podemos controla. Otra cosa es si la persona toma decisiones en MI vida, si me dice que me tire a un pozo pues evidentemente la decisión es mía porque es mi vida y ahí no me someto decido yo, porque sobre mi vida si tengo responsabilidad y control. Así que en vez de pelearme con lo que hacen los otros, sobre lo que no tengo ningún control y me producirá mucha frustración, el consejo que damos aquí es centrarnos en lo que nosotros podemos y queremos hacer (hacer la curva de la tristeza si le tenemos que dejar ir, cuidarnos, seguir viviendo, etc.).

    Y yo tampoco te he dicho que no pienses en tu pasado, simplemente defiendo que no nos peleemos con lo que pasó (porque es energía inútil ya que no lo podemos cambiar), que no nos quejemos (idem) y que observemos todo lo que aquellas cosas difíciles que ocurrieron nos han proporcionado, porque no hay negativo sin positivo ni positivo sin negativo y, como tú dices, lo que eres ahora (y todo nuestro aprendizaje, fuerza, capacidad de amar, etc.) está íntimamente relacionado con aquello. Si hubiese pasado diferente yo sería una persona diferente, no mejor ni peor, sólo diferente pero esos son los miles de caminos que no tomé y el único que puedo caminar y disfrutar es este en el que SI estoy y esta persona que SI soy y estar agradecido. Porque sólo desde el agradecimiento nos sentiremos ricos en la vida.

  24. Luciérnaga, si todas las personas que han pasado por tu vida se hubieran quedado a tu lado no me imagino de donde sacarías tiempo para TODAS ellas estás navidades, seguro que dejarías a muchas sin luz y tú fundida. Sin hablar de la frustración y el malestar que te generaría ser incapaz de poder ofrecer a cada una lo que merece.
    La única solución que se me ocurre sería juntarlas a todas a tu alrededor pero… ¿eso no sería un pelín egoísta? ¿No sería un poco egocéntrico? ¿No sería más para recibir que para dar? ¿No sería obligarlas a adaptarse a tus deseos dejando su vida privada a un lado por ti? ¿No sería estar pidiendo demasiado?

  25. Anónimo gracias por ese “en una relación el que más pierde es el que menos da”, sería tema para un post entero que te animó a mandarnos.

  26. Siempre merecerá la pena invertir el tiempo la energía. Muchas veces todos nos equivocamos, no por ello debemos dejar de invertir ese tiempo o esa energía en esas personas que se equivocan .Esto no es ninguna batalla,al menos para mi , estoy de acuerdo en que quien mas pierde es quien menos da y que el amor verdadero esta basado en la generosidad,comprension,la escucha,la aceptacion… (también de los que en momentos de una vida se equivocaron). Yo acepto si, pero no por que acepte deja de ponerme triste
    Si el amor, que es lo mas bonito de la vida se basa en todo esto ¿porque no intentamos ser todos mas generosos? si, con nosotros pero también con todas esas personas que se equivocan,aunque a veces nos haga daño cuando por equivocarse se alejan. Gracias por vuestros comentarios la verdad me están ayudando muchisimo , la luz vuelve a mi y veo con mas claridad. Estoy cogiendo el teléfono en estos días que creo algo que no debe faltar es el amor y estoy llamando a mucha de esa gente que un día vinieron a mi y yo les ofrecí un poco de mi luz, para desearles una buena navidad y de verdad con ello ofrecerles un poquito de mi luz.
    Con mucho amor ,con olor a pestiños que debe estar preparando algún vecino y con la lotería de fondo gracias

  27. La frase de Anómino “Tendrás que aprender a identificar a seres que tengan luz propia y que sepan AMAR DE VERDAD, ya que el amor verdadero está basado en la generosidad, la comprensión, la escucha, la aceptación….” me ha hecho reflexionar sobre cómo puedo aprender a identificar a esos seres que tienen luz. A mí me pasa un poco como a Luciérnaga: sólo me he sentido realmente unida a alguien cuando me he entregado al 100% a esa persona. Así que cuando llega el momento de tomar caminos diferentes, me siento vacía, herida, sin luz. ¿O quizá sea al revés? No lo sé, no termino de entenderlo.

    Mi problema sería ahora identificar a esos seres de luz, que aman de verdad, a los que no tenga que iluminar y no me dejen vacía cuando no estén. Pero… ¿como hacerlo?

    Yo siempre he pensado que mis relaciones, del tipo que fuera, estaban presididas por esas cualidades que señala Anónimo, pero ahora no lo sé. Quizá era yo la que las aportaba, pero no el otro.
    Estoy confusa.

  28. Hola MC,. He leído tu último comentario y me surgen unas preguntas. Comentas que siempre habías pensado que tus relaciones tenían todas esas buenas cualidades de las que se han hablado, pero que ahora dudas ¿por qué?¿Qué ha cambiado tu percepción?¿El hecho de que esas personas se hayan ido? Eso no quiere decir necesariamente que no fuera verdadero todo lo que compartistes con dichas personas cuando estuvieron en tu vida. Si además afirmas que te “has sentido realmente unida a alguien cuando te has entregado 100%” ¿cuál es el problema? ¿no es maravilloso que hayas podido hacerlo? Pues se me ocurre pensar, ¿cuántas veces has sentido que ofreces mucho y la otra persona no coge ni la mitad de lo que querías darle?, por esa misma regla de tres,es lógico pensar que no es tanto lo que “te aporta” el otro, sino lo que eres capaz de recibir tú, de lo que eres capaz de coger para ti de esa relación, de la experiencia con la que te quieras quedar. Es un sutil matiz, pero así la cosa cambia. Si tú has podido entregarte en una relación al 100% has salido ganando,has hecho bien el trabajo, has sido valiente, y ese aprendizaje debe llenarte por completo, pues has sabido amar. Y si ya estás llena por haberte atrevido a vivir, ¿cómo puede alguien dejarte vacía?
    Un abrazo.

  29. Disculpame por lo que voy a debatir, pero lo siento así. Avatar no me refiero a que TODAS esas personas se hubieran quedado a mi lado lado estas navidades. Seguro que si así fuese( me parece gracioso) bastante tremendamente y demasiado cierto que dejaría a muchas sin luz, yo acabaría fundida. Yo repito: no demando que estén a mi LADO LADO, sólo que estén ahí, no perdidas para siempre. Por otro lado, la solución que se te ocurre y, con perdón, no me parece un pelín egoísta,a mí me parece tremendamente egoísta, tremendamente bastante y demasiado egocéntrico, en resumen (sí, estaría pidiendo bastante tremendamente demasiado). No es lo que pido realmente, no pido eso simplemente, añoro a toda esa gente, un día compartimos amor (luz). Se apartaron pero no de mí LADO LADO, de mí vida. Las echo de menos, por eso he vuelto a ponerme en contacto con ellas con mi felicitación. Sé que les agradará y si puedo aunque sea por un momento hacer sentir ese agrado, ¿que más me da?, me siento bien al hacerlo. Sé que llegarán más días, que me volveré a sentir apagada. Sé también que volveré a acercarme cuando vea que necesiten mi ayuda, mi luz… sé que lo haré y cuando esa gente se aleje volveré a fustigarme, a echarme la culpa y volveré a preguntarme ¿seré yo? ¿que hago mal?, he tenido que hacer algo mal, por eso se apartan de mí. Perdona Avatar, gracias.

    MC es muy bonito aportar esas cualidades .Todos los seres merecen amor, yo diría que quizás necesitan un poco más (esos que están deslumbrados), pero TODOS TODOS sin distinciones .No debemos tampoco rehuir de esos seres con poca luz ,ellos la necesitan más que los que la tienen, debemos “creo” compartir esa luz, hacernos fuertes para que ése vacío vuelva a llenarse ¿cómo?, no lo sé, pero confío en poder aprender.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *