Unión de Almas

Unión de Almas


Existe, eso que buscamos existe. Tenemos un recuerdo de lo que podría ser, como un recuerdo inmaculado que guarda nuestra Alma de lo que podemos llegar a sentir en la unión con otra. Ese recuerdo provoca un anhelo profundo que nos lleva a buscar incesantemente, y veces sentimos cosas, parecidas, que nos confunden, en las que ponemos ilusión, incluso tememos no poder sentir nada mejor y nuestra mente da mil vueltas tratando de conseguir seguridad, tratando de acallar la voz de nuestra Alma diciendo desde lo más profundo… “existe y no te puedes conformar con menos”.

Pero es difícil, la mayoría de las veces, antes de poder disfrutar de la común unión con otra persona, que es una pequeña representación de la Unidad del Universo, tenemos que andar nuestro propio camino de evolución. Antes de llegar al Paraíso hay que limpiar el karma, hay que llegar al equilibrio con nosotros mismos, resolver aquellas heridas que nos provocan vacíos y nos impiden compartir de manera completa con otro ser humano. En otras ocasiones, es precisamente el amor profundo la que nos ofrece la fuerza para afrontar nuestras heridas más profundas que, inevitablemente, son estimuladas y abiertas ante la apertura completa que requiere esa unión de almas.

Es importante diferenciar el anhelo del Alma por cumplir su propósito junto a otra Alma, del anhelo de la mente y el miedo generados por tempranos abandonos o relaciones simbióticas en la infancia. Es difícil diferenciarlo porque ambos tienen parecida pasión, fuerza y deseo. Quizá lo que más nos puede dar pistas es la serenidad o la ansiedad que sintamos. El miedo siempre produce ansiedad y ya hemos visto en otros post como la ansiedad es la clara señal de que nos estamos desviando del camino, de que algo tenemos que cambiar dentro de nosotros. Las sensaciones provocadas por la ansiedad y el miedo son muy diferentes a la consciencia del Alma. Obviamente, sobre todo si llegamos a la pareja con heridas sin resolver, la unión de Almas también duele, pero no duele por la conducta del otro que es de lo que nos solemos quejar sino por esas heridas no curadas.
La unión de Almas siempre tiene un objetivo de crecimiento, por eso, todo lo que limita, trata de controlar, etc. no es Amor sino miedo, la excitación de la búsqueda del Alma es una pasión que expande, la del miedo contrae.

La mayoría de nosotros tiene que pasar por diferentes relaciones, distintos encuentros, para aprender aquello que hay que aprender antes de encontrar el Amor verdadero. Cada una de las relaciones que no funcionan son un aprendizaje vital para nuestro camino hacía el Paraíso, cada persona con la que compartimos un trozo del camino es nuestra maestra, por más que nos provoque el daño de una ruptura. Honremos pues a nuestros maestros y maestras, mientras mantengamos el odio o el rencor hacía ellas las heridas permanecerán infectadas y mientras nos dediquemos a hurgar en nuestras heridas o a tratar de esconderlas, estaremos interrumpiendo nuestra llegada al Paraíso.
Decíamos una vez en este blog que “no conseguir lo que uno desea es a veces un auténtico golpe de suerte“, la suerte de tener la oportunidad de vivenciar un aprendizaje que nos acerque a aquello que nuestra Alma busca y que, evidentemente, no estaba junto a aquella persona que se separa de nosotros.
Dejemos ir aquello que ya ha cumplido su función y sigamos avanzando en nuestro camino. Una gran amiga me decía hace mucho tiempo “si el amor no es correspondido entonces no es verdadero Amor”. Y estoy de acuerdo, no puedo sentir ese amor del Alma con un Alma que no está en mi camino, por definición no es posible, así que no puede ser Amor, será miedo, capricho, necesidad… pero no Amor.

Así que cuidemos las heridas descubiertas, limpiémoslas con amor, dejemos que se curen y permitámonos estar más cerca de aquello que nuestro Alma espera. Puede aparecer en la adolescencia, en la intensidad de los veinte, en la estrenada madurez de los treinta, en la consolidada de los cuarenta o en la sabiduría de los cincuenta, sesenta, setenta u ochentas. Puede incluso que nuestra llegada al Paraíso no se produzca en esta vida sino en planos diferentes, no importa, nuestra Alma sabe y, si dejamos que dirija nuestros pasos, si estamos atentos a las señales, nos llevará por el camino de nuestra plenitud que acabará en la anhelada unión de Almas, a través de la especial unión con un Alma gemela o en el momento de Unión el Todo, pero el final del camino es siempre esperanzador, ya que no hay posibilidad de fallar.

Porque existe, eso que buscamos existe, y en un lugar muy profundo de nosotros, lo sabemos.



  1. REALMENTE BONITO
    GRACIAS.

  2. Interesante y enriquecedor. Sólo hay una frase que no termina de convencerme:”si el amor no es correspondido entonces no es verdadero Amor”.
    No creo que la cualidad de amor verdadero se pueda definir en función de lo que el otro sienta por nosotros, de si nos corresponde o no, pues entonces el foco sí que lo estaríamos poniendo en lo que desearíamos obtener, en lo que se supone que es lo ideal y es que el otro nos pague con la misma moneda.
    Si al final todo se reduce a una experiencia, a un aprendizaje que nos ayude a evolucionar (¿quizá sea esa una de las más importantes misiones del amor:hacernos crecer?), ¿por qué no ver lo que sentimos como amor verdadero aunque el otro no esté ya, o nunca haya estado, en nuestro camino? Si es precisamente el hecho de que no esté el verdadero golpe de suerte que nos libra del condicionamiento de lo que deseamos en favor de lo que necesitamos aprender.
    ¿Ya no es auténtica la emoción sólo por el hecho de que nos duela aceptar que el otro no nos corresponde?¿Qué hay de poco genuino en añorar lo que se ama? Yo lo encuentro humano. Quizás no sea racional, pero lo que se siente, se siente, no se piensa, y no por ello es un engaño.

    A mi particularmente, los amores no correspondidos me han enseñado tanto como los que sí, quizá a amar con desapego (quizás una cara más “agridulce”), ¿y puesto que me han enseñado, por qué no catalogarlos como amor?

  3. Gracias por tus palabras luciérnaga.

    Muy interesante tu apunte Nakrama y tienes mucha razón, quizá me he expresado mal en el post. En realidad todo es Amor, de hecho, el Amor con mayúsculas, el Amor de aquellas personas más evolucionadas es el Amor por Todo, es un Amor consciente y no condicionado por las cosas que nos hacen sentir bien o nos devuelven algo como pueden ser las parejas, los amigos, los hijos, los padres, etc. porque es un amor sin objeto. Es un Amor que brota de la propia esencia del Ser.

    La unión con otra Alma está muy cerca de ese Amor con mayúsculas y en muchas ocasiones nos ayuda a dar el último paso en la evolución. Y si, se puede amar a alguien que te rechaza porque el objetivo, de hecho, es amarlo todo. Ahora, si la otra Alma no quiere conectar con nosotros a nivel profundo… ¿Cómo puede ser el Amor de nuestra vida alguien que no quiere estar en nuestra vida? Esa es la paradoja, creo que un amor no correspondido ayuda enormemente a crecer igual, que una ruptura, de hecho digo que esas personas son nuestras maestras. Y si enseñan el desapego y el mantener el amor pese al dolor (qué fácil es odiar al que se ama sólo porque es muy duro enfrentarnos a nuestras heridas y preferimos buscar fuera que dentro) entonces tendremos que estarles muy agradecidas. Pero eso no es lo que nuestro Alma anhela, eso no es lo que nuestra Alma sabe que existe, eso es un paso intermedio, a veces fundamental, pero no es lo que puede ser, lo que puede ser es compartido por dos Almas y es una pequeña muestra del Todo.

  4. ¡Gracias por comprender al 100% lo que quería decir!
    Y también tengo que reconocerte que precisamente lo que nuestra alma anhela no es un amor NO correspondido, jajaja, porque si no, ¡vaya faena! Si todo van a ser portazos, ¡yo soy la primera que se baja del carro! jeje. Y esta reflexión en tono de broma también me lleva a que quizás otra de las lecciones sea aprender a saber mirar a otros horizontes, no cerrar nuestro corazón con corazas protectoras porque ya sufrimos una vez.

    Y esta pregunta…¿Cómo puede ser el Amor de nuestra vida alguien que no quiere estar en nuestra vida?

    Quizás desde el punto de vista del Ahora, lo que cuenta es a quien tengo a mi lado. Si quitamos el factor tiempo (presente-pasado-futuro), podemos darnos cuenta de que pueden existir varios amores de mi vida y ya deja de tener importancia el tiempo que estuvieron, si se quedaron o se fueron, al final lo que queda es sólo Amor.
    Bueno, hacía tiempo que no comentaba por aquí y ahora estoy que me explayo! En todo caso, gracias por estimular la mente de los que seguimos este blog. Un abrazo

  5. Gracias por recordarme que Eso existe y que quizá algún día llegue a conocerlo, sentirlo y aprehenderlo; mientras tanto mi alma seguirá buscando esa común unión, de la que hablas… “que representa la Unidad del Universo”.

    Me han encantado tus palabras, me parecían de otro tiempo, no el nuestro en el que el Amor no es un “valor”, no interesa. Se prefiere lo material y efímero, como el sexo o el dinero. Pero tú has realizado una propuesta muy interesante y que, con tu permiso, hago mía desde este momento.
    Gracias de nuevo.

    MC

  6. MariposaMonarca Says: enero 22, 2011 at 9:11 pm

    Todas las Almas que pasan por nuestro camino nos enseñan mucho,si sabemos estar atentos. Porque todas tienen mucho que decirnos,sin palabras, con detalles, con apoyos, con miradas, con poesías, con baile, con caricias, con silencios, con dolor.

    No creo que existan las Almas gemelas, existe el Alma, que una vez curada y transformada en las diferentes espirarles de la vida, unirá su camino con otras Almas, con cada una de diferente forma.

    Sí, hay que curar las heridas, La Común Unión con una persona puede ser sólo un momento, y hay que dejar ir con Amor a quien no desea compartir más de su espacio, de su Libertad. La Unión Común es el espacio de Libertad compartido y Vivido y gozado, Sentido, y no ahogado, no controlado.

    Pero la Libertad de otras personas, que busquemos o encontremos en la vida se quedarán siempre con nosotros, lo que queramos ver de ell@s, y ell@s nos enseñen. Sean Amor, Amistad, Sexo, apoyo, miradas, deseos,agradecimientos…
    Mil formas de expresión que son Unión Común por momentos. No sé si durables en el tiempo.No creo. Lo importante es sacar todo su jugo a esos momentos.

    El equilibrio propio depende de uno mismo y del ambiente social que desee escoger, las Almas que decida descubrir, la Vida que desee Vivir.

    Conozco a alguien que Comparte para ser Feliz, que es Libre sin poder serlo,
    Quizás exista el Alma Gemela, sigo sin creerlo. Existen muchas Almas que nos regalan su corazón todos los días. Si queremos y nos dejan verlo.

    “Caminante, son tus huellas
    el camino y nada más;
    Caminante, no hay camino,
    se hace camino al andar.
    Al andar se hace el camino,
    y al volver la vista atrás
    se ve la senda que nunca
    se ha de volver a pisar.
    Caminante no hay camino
    sino estelas en la mar.”

    Machado sabía de qué estaba hablando.
    Caminar es avanzar, es Buscarse, Conocerse, en compañía de Amistad, de contacto físico, de silencios compartidos, del Silencio propio, del Dolor propio, del Amor a un@.

    Intento no mirar atrás, aunque todo me lo recuerde.No se puede disfrutar de la Unión con nadie si tu Alma necesita Renacer.

    Y Renace con uno mismo y con los demás. Crecemos con nosotros, nos dejamos guiar por quién creemos son maestr@s, pero el camino lo hace un@ sol@.

  7. Me parece muy interesante el tema tratado y estoy totalmente de acuerdo en que EXISTE esa unión de almas.

    Comparto también que es fácil confundirte cuando estás “ilusionada” e influenciada por las creaciones que tu cerebro elabora de la persona con la que empiezas a compartir parte del camino, pensamientos basados en lo que desearías que fuera y generando incluso afirmaciones sobre alguien de quien todavía conoces poco.

    Es curioso, necesitamos justificar esa ilusión y alegría para darle sentido, no nos vale solo sentirla.

    Así que, sí, complicado, pero imagino que alucinante cuando eres consciente de que formas parte de esa Unión de Almas tan especial.

    Por otro lado, de nuevo de acuerdo, no puede ser el hombre o la mujer de tu vida alguien que no la comparte contigo en este momento, en el presente,alguien que no te permite crecer personal y profesionalmente, alguien que no respeta la libertad que tienes como persona y alguien que desea que cambies porque “ciertas” cosas de ti no le gustan.

    Aunque siempre es una gran oportunidad escuchar eso de ti que no gusta para reafirmarte o para reflexionar sobre si un posible cambio podría mejorar tu vida.

    Un abrazo

  8. “Unión de Almas” ¡¡qué bien suena!! Me contaron hace unas semanas un cuento sufí a cerca de las almas, del Ser; dice más o menos así: “El Universo, La Creación, es similar a un gran espejo, donde se puede ver reflejada la Verdad, el Amor, la Divinidad, todas sus Cualidades en él… un día decidió romperse en miles de miles de pedacitos para enriquecerse en la Tierra, adoptando un cuerpo apropiado para el lugar (de plantas, rocas, animales, seres humanos)
    Ahora me pregunto: mi alma gemela ¿es una parte del espejo muy pegada al mío antes de romperse?
    Aunque me temo que poca importancia tiene la posición, pues buceando en la simbología profunda del cuento sufí descubres que TODOS somos UNO (pedacito de cielo)
    Gracias por hacernos reflexionar y sentir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *