Tibet

Tibet

Tibet es una tierra sin duda especial, dicen que tambien sagrada y la
verdad es que cruzando sus inmensos valles rodeado siempre de montanias
sientes algo magico en cada momento. El azul de su cielo es espectacular,
y mas cuando esta permanentemente creando contrastes con el color marron
de las montanias y las caprichosas formas de las nubes que con su romance
permanente con las cumbres mas altas no nos permitieron disfrutar de la
fuerza del Everest y nos tuvimos que conformar con disfrutar de todas las
cumbres que a su alrededor parecen rendirle homenaje.

Esta tierra te llena de energia, te hace ver las cosas de otra manera y
tambien facilita la reflexion y la conexion con uno mismo. La falta de
oxigeno provoca unos suenios muy intensos y profundos que de alguna manera
obligan a limpiar esas cosas que durante el anio o la vida han quedado
atascadas en el inconsciente y necesitan salir. A veces ese proceso es
doloroso y remueve todo el cuerpo, pero ahora al llegar a Lhasa comprendo
que era un proceso necesario y que permite ver todo con una luz mas
intensa y mas amor.

Por otra parte tambien esta su sencillez, la vida es muy basica, depende
de la ganaderia y del campo (cuando los valles no estan a una altitud
exagerada). Es curioso como cuando la altitud no permite la vida, el
paisaje parece un desierto lleno de montanias, la sensacion que te da es
que todo esta lleno de vida y provoca una vibracion interna que es dificil
saber si se debe a la belleza de sus paisajes, a la vibracion que tiene el
lugar o a la falta de oxigeno.

Esa sencillez te hace apreciar de una forma mas intensa todo aquello que
tenemos en occidente y que a veces nos olvidamos de disfrutar. Tras dos
dias de viaje de albergue en albergue sin duchas y sin banios llegar a un
hotel con ambas cosas es un regalo de proporciones incalculables, he
tenido quiza la ducha mas intensa de mi vida.

En cuanto a los banios… un dia llegamos a un pueblo donde paramos a
comer, al ir al banio abri la puerta y encontre a una persona en posicion
indecorosa asi que rapidamente pedi disculpas y cerre la puerta no sin
algo de verguenza. Tras esperar a que saliese volvi a entrar… y cuando
estaba dentro… habia otra persona en la misma posicion! pero un poco mas
a la derecha y es que… era un banio compartido en el que los cuatro
agujeros de las letrinas tan solo estaban separados por una pequenia
madera que daba cierta intimidad al estar de cuclillas. En ese momento
agradeci que mis necesidades eran menores y disfrute de ese momento en
compania. Ahora entiendo porque las puertas no tienen cerrojo… La
llegada al guest house en el que ibamos a pasar la noche en otro
pueblecito fue otro shock. Por supuesto no habia ducha, podias lavarte al
aire libre (no se como lo haran en invierno) o coger una palangana y
llevartela a la habitacion. Pero lo que mas impresiono fueron de nuevo los
banios, esta vez eran dobles y sin separacion. Creo que en la pelicula
“Slumdog Millionarie” salia un banio parecido, donde bajo un agujero se
acumulaba una montania de escrementos que en este caso llegaban apenas a
un metro del agujero… en fin, que nuestra mentalidad (y las moscas que
rodeaban el lugar llevadas hasta aquel paraiso por sus eficaces gafas de
mosca) hacia imposible entrar en semejante lugar y en ese momento te das
cuenta de la inteligencia de nuestro cuerpo y la capacidad de nuestra
mente para aplazar necesidades basicas los dias suficientes.

Cambiando radicalmente de tema… la parte mas espiritual del viaje
tambien ha tenido sus anecdotas y es que el otro dia, en uno de los
monasterios mas sagrados de Tibet y en la capilla donde esta el buda mas
grande del mundo… me robaron la mochila!!! se la deje a un companiero de
viaje para poder hacer fotos de los demas, cuando llego su turno para
posar la dejo en el suelo, salimos todos del lugar sin acordarnos de ella
y cuando me di cuenta y volvimos a por ella… ya no estaba. Supongo que
incluso en los lugares mas sagrados impera el equilibrio y al lado del
bien siempre se encuentra el mal, al lado de la riqueza la necesidad. La
verdad es que la experiencia se convirtio en un ejercicio de desapego,
comprension de la impermanencia y de aceptacion de las cosas como son,
hacia unos momentos habia pedido por la paz en el interior de todos los
seres del planeta y por ser guiado en mi camino de evolucion y ayuda a los
demas ?era esta una manera de recorrer ese camino? Aproveche el lugar en
el que me encontraba para meditar y la verdad es que sali de alli con la
alegria con la que entre (supongo que ayudado porque tras la visita a ese
monasterio esperaba la primera ducha en tres dias!!). Es curioso como unos
dias despues lo que mas echo de menos de lo que perdi es el diario de
viaje y el cuaderno para escribir… el ipod, la grabadora, la ropa, la
funda de la camara y la bateria extra, el dinero… son todo cosas que se
pueden reparar, unas simples hojas de papel, las direcciones de los amigos
y un boligrafo… no tienen precio!

Bueno, ahora estamos ya en Lhasa, la ciudad sagrada del budismo, que sera
objeto del proximo post. Hasta entonces, disfrutad de esas comodidades que
tan a menudo damos por supuestas…



  1. Sin duda alguna, este viaje te está resultando de lo más intenso, proporcionándote…qué digo proporcionándote, reforzando aspectos y cualidades internas que ya posees para poder transmitirnos con enorme intensidad, tanta luz que nos proporciona la vida.

    Muchos besos.
    Cuídate.

  2. Es increíble cómo el universo te pone a prueba!! y te pone a prueba el “desprendimiento” delante de sus narices (literalmente!!!) Prueba Superada, Antoine…

    Como dices lo perdido es reparable… y esos amigos a quienes escribir… siguen estando.. seguimos estando, aquí!…

    Un beso…

  3. me encanta cuando haces esos viajes lo compartas de tal forma que crecemos contigo, gracias por se tan generoso

    abrazos

  4. Yo mismAmente Says: julio 25, 2009 at 1:02 pm

    Cuánta hipocresía hay en este blog.
    Cada vez que entro me dan ganas de no volver a hacerlo.
    Cuánta falsedad y cuánto baboseo inútil y siempre de las mismas.
    Llevo días entrando por si el Principito ha hecho acto de presencia, para leer y aprender de verdad con sus sabios comentarios, pero debe de estar de vacaciones y eso ha hecho que toda la ‘Clá’ de ‘Antoine’ salga a la palestra.

    Julieta siendo maña como eres, tu empecinamiento por parecer francesa ha hecho que olvides cómo se dice la palabra ANTONIO?

  5. Yo misma Says: julio 25, 2009 at 4:34 pm

    Ni siquiera te conozco, pero te admiro.
    Tus palabras me ayudan sin saberlo a salir de este pozo sin fondo.
    Disfruta del viaje.
    Loose, antes de irme, solo quería decirte que ayer por casualidad te vi. Te reconocí en cuanto levantaste la mirada y empezamos a hablar.
    Dulce niña, tienes algo especial. Una voz desconocida, una cara, unos ojos y unas palabras pueden aliviar mucho. Así me senti ayer, aliviada. Gracias y también a avatar.

  6. Siguenos contando tu viaje, viajaremos contigo, necesito esos sueños, esa falta de oxigeno, para olvidarme de algunas cosas, pasadas y presentes, que me entristecen.
    Que sigas sintiendo esa paz, que sepas transmitirnosla, que nos llegue impoluta, y nos entre en nuestro corazón, y así, soñaremos que estamos en el Tibet, en esas tierras maravillosas, y sentiremos lo mismo que tú, y pensaremos que estamos en ese bonito Templo que dices que hay.
    Luego podremos subir a esas montañas, y ver esos paisajes, me los imagino, los describes muy bien.
    Bueno, espero que todo te vaya bien, y que en la próxima entrada nos cuentes más anécdotas y más cosas hermosas, como las de ésta.
    Un beso, con cariño.

  7. Hola amigo!! Jeje, estaba pensando escribirte un correo, pues no veía la necesidad de compartirlo con el foro, hasta que leído los comentarios y me he reído un rato con YomismAmente. A ver si traes incienso para relajar el ambiente, jajaja.
    Oye, que espero de forma egoísta que no hayas perdido las fotografías que habías tomado hasta la fecha. Me ha hecho mucha gracia tu relato sobre la higiene, jajaja. Un metrosexual en el Tibet, jejeje. Yo puedo permitirme las risas, soy de pueblo, ya sabes.
    Por cierto, YomismAmente, que estos comentarios son hechos desde la más sincera y transparente amistad heterosexual que se puede tener a partir de los 30.
    Un abrazo muy fuerte!!!

  8. Hoy sentí la necesidad de volver aquí e impregnarme de nuevo con tus palabras.
    Necesito respirar, necesito energía…y qué mejor lugar que este.

    Besos.

    Pd: Yo misma, gracias por tus palabras, lo cierto es que no se quien eres, pero me satisface saber que te sentiste aliviada.
    Saludos.

  9. Vuelvo a Nepal tras el viaje por Tibet y China y caminando por las calles de Kathmandu siento que algo a cambiado. No se si los lugares visitados, las experiencias vividas, las largas esperas y viajes… siento en la mirada serenidad, como si el mundo cambiase segun lo mirases de una u otra manera y, sinceramente, me gusta.

    Durante estos dias en los que la censura china no me ha dejado acceder al blog vuestros mensajes (que si me llegan al mail) me han acompaniado, gracias.

    Loose porque en mi camino siento como tu haces el tuyo y viajar acompaniado da fuerza.

    Julieta, maestra y companiera de busquedas, ya sabes lo importante que es para mi que estes ahi.

    Piano, supongo que todavia enredada en tus luchas personales, las ensenianzas budistas dicen que el mundo es una ilusion, sigo esperando a que te desapegues de tu sufrimiento.

    Yo mismaMente, a ti no te conozco, o si, pero cada vez siento mas compasion y amor por esa parte que guerrea contra fantasmas y lucha por salir de arenas movedizas, aunque sea moviendose.

    Yo misma, tampoco se quien eres, pero las voces anonimas tambien impulsan en el camino.

    Demofila, solo el amor puede superar los enganios de la mente y yo admiro el esfuerzo que haces por dejarte guiar por el corazon y el perdon en el camino de la libertad.

    Alejandro, que decirte, encontrar en mi camino Amigos con mayusculas me da vida y me llena de agradecimiento. De alguna manera senti que los momentos antes de venir nos ayudaron a profundizar en nuestra amistad y espero que ese sea un regalo que pueda disfrutar a mi vuelta.

    Un gran abrazo a todos

    Antonio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *