Solo serás capaz de aceptar el amor que eres capaz de darte a ti mismo

Solo serás capaz de aceptar el amor que eres capaz de darte a ti mismo

Solo serás capaz de acertar el amor que eres capaz de darte a ti mismo.

Es como si el amor que sientes por ti mismo generase un particular nivel de vibración y esa frecuencia es con la que vas a conectar en el exterior. Resonará con todas las personas que vibren en la misma frecuencia, así que si sientes poco amor hacia ti mismo te relacionarás con personas que también vibren en esa frecuencia que es más de miedo y de anhelo que de Amor, por eso un daño, o un desamor, siempre es cosa de dos. Cuando culpamos al otro de habernos hecho daño estamos perdiendo un tiempo muy valioso que podríamos utilizar para observar cuál es mi vibración y construir el amor a mi mismo necesario para elevarla.

Hay personas que me dirán, “pero yo amo mucho, se lo he dado todo a alguien y no me ha respondido con el amor que yo le di”. En este caso es bueno preguntarse si todo el amor que yo daba era un amor sincero, un amor que no espera nada a cambio, un amor que me llena el alma por el simple hecho de amar o si era un amor que buscaba que me quisiesen, que tenía una expectativa, que trataba de cambiar al otro para acercarlo a lo que yo desearía que fuese… porque esa sigue siendo una vibración de muy bajo amor por mi mismo y atraerá a lo que vibre en la misma frecuencia.

Muchos estamos enfrascados en una búsqueda constante de amor, un amor que siempre buscamos fuera. Esto tiene una explicación lógica a nivel emocional, no tan sencilla como yo la voy a explicar aquí porque cada situación y persona tienen mil y un matices diferentes, pero a modo de resumen.

Si cuando eres un niño necesitas el amor de fuera, no solo para sentirte bien, sino para sobrevivir. El bebé humano viene al mundo con una gran carencia de recursos para poder sobrevivir así que es extremadamente dependiente del adulto, sin el otro moriría ¿Y qué garantiza que va a ser cuidado y sobrevivir? Pues la garantía de que se van a satisfacer sus necesidades básicas la obtiene el cerebro del cariño que siente en las personas que están más cerca de él, especialmente sus padres.  Cuando en esos momentos sufrimos alguna carencia de afecto, contención o limites (podéis mirar nuestros post sobre deseos básicos si os interesa saber que necesidades tiene un niño para crecer seguro) entonces nuestro cerebro siente una gran amenaza y se pone a trabajar a tope para compensarla, buscando maneras de conseguir ese amor de fuera.

Esto es normal y lógico a esa edad,  el niño no puede sobrevivir solo y además no tiene el cerebro desarrollado para poder pensar sobre sí mismo, la autoconsciencia vendrá mucho después. El problema es el cerebro graba esa información, una especie de “Yo no puedo vivir solo necesito el amor de otra persona“, a fuego dentro y a partir de entonces vive su realidad siendo fiel a esa premisa y buscando desesperadamente el amor fuera.

No importa que ahora tenga 20, 30, 40, 50 o 60 años, el cerebro sigue pensando que para sobrevivir, no para vivir, ser feliz o estar bien, no, es para ¡sobrevivir! necesita que la ame un adulto de fuera. Y, además, como se siente en esos momentos como un niño necesita que se le ame con la incondicionalidad y la dependencia que necesita un niño y, claro, eso es difícil de obtener en una pareja sana. Por eso cuanto más buscan amor, más se encuentran situaciones de abuso, de abandono o de insatisfacción, nadie puede amarle como un niño (porque ya no lo es) a no ser que se encuentre con otro niño buscando lo mismo (y también lleno de miedos) o con un pederasta y ambas situaciones está claro que no van a funcionar porque no hay un adulto sano creando equilibrio y serenidad.

La única solución es renunciar al amor de fuera y enfocar toda esa energía adentro. Hacer por nosotros mismos lo que nos gustaría que el otro hiciese, tratarnos con el mimo y la atención que le prestamos al otro, estar conectados con nuestro corazón el mismo tiempo que pasamos juzgando, culpando, quejándonos o anhelando a la otra persona. Centrarme en que deseo yo, desde mi y para mi. Tratarme como si fuese ese niño lleno de miedos con el amor con el que trato a mis hijos y otros niños cuando tienen miedo. Sin duda tenemos las herramientas, lo difícil es renunciar a nuestro derecho de niños de ser cuidados desde fuera y elegir como adultos poner nuestros recursos al servicio de mi mismo.

Es curiosa la vida, cuando el amor hacia ti mismo empieza a subir, cuando tu corazón se llena de amor y no necesitas nada es cuando todos los demás empiezan a respetarte, amarte y darte a manos llenas ahora todo aquello que no te daban cuando lo necesitabas desesperadamente. Esa es la paradoja, cuanto menos necesito más tengo porque vibro en una nueva frecuencia de abundancia que traerá eso hacía mi vida, abundancia. Y, además, ahora si estaré preparado para disfrutarla porque cuando antes me llegaba una persona dándome con abundancia su alta vibración me llenaba de miedo y mi mente se encargaba de buscar mil y una excusas para rechazarla.

Así alejaba a las personas que venían a amarme como anhelaba porque yo no estaba preparado para recibir ese nivel de amor y me enganchaba con cualquier persona que me amase con el poquito amor que yo creía merecer. Y es que… solo serás capaz de aceptar el nivel de amor que eres capaz de generar para ti mismo.

Antonio de Dios González



  1. Tatiana Hohle Says: agosto 8, 2016 at 2:01 pm

    Acabo de aprender algo que me ha abierto los ojos.
    Lo pondré en práctica, empezaré a mimarme como mimo a los que me rodean. Empezaré a quererme como quiero a los que me rodean.

  2. Cada día me levanto con las mismas gafas de abeja, ya ni si quiera tengo que elegir qué gafas ponerme; y desde que esto me sucede puedo ver y atraer a personas que ven la vida como yo.
    He dejado de discutir con otros sobre cómo ven los demás la misma realidad que yo; es un aprendizaje que cada persona debe realizar por sí misma ya que nadie aprende aquello para lo que no está preparado.
    Avatar ha sido mi maestro, mi guía desde que lo conocí “por casualidad” em um curso al que no tenía muchas ganas de ir pero que logró engancharme desde el minuto cero.

    Namasté

  3. Es muy interesante,me ha gustado mucho la verdad.Es cierto que amarse y mimarse a uno mismo es fundamental .Aún así las personas solemos tener problemas,yo he pasado etapas de mi vida muy malas ,hice algunos cursos de crecimiento personal, que ahí nos enseñaron a saber valorar nos más y querernos más .Para mi aquellas clases o aquel curso ,me ayudó mucho en aquella etapa de mi vida,porque empecé a quererme más y a valorarme más,desde entonces han pasado bastante años ,pero aquello que llegue a comprender mejor,aun hoy en día me quiero mucho me mimo todo lo que puedo,por eso cuando en mi vida ,como en tantas vidas de los demás ,paso por etapas malas,no es por que yo no me quiera ni me mime;es porque siempre mientras estemos vivos nos sucedan cosas dolorosas que nos hacen sufrir mucho a veces cuando tenemos ciertos problemas muy serios por cuestiones tal vez de alguna enfermedad grave de algún hijo.eso es muy doloroso ,tanto que a veces pienso hasta tirar la toalla,pero me es impisible ,porque el amor que yo siento por mi ,el mimo que me suelo dr,eso mismo es lo que yo quiero que mi hijo se sepa querer y mimar ,ahí está mi lucha todos los días últimamente,me cuesta mucho la verdad ;porque lo que más deseo en el mundo es que el se de cuenta que puede cambiar su chp de su cabeza, y sepa quererse más y mimarse más ,y no juzgar a nadie ,ya que el tiene muchos errores ;igual que los tengo yo ,pero con la diferencia que yo se mus errores y se cuando me he euivicado ,el no se da cuenta creo .El padece de TPM,como veréis con estas personas es muy difícil ka convivencia ,pero aún así estoy llamando a muchas puertas para que les ayude ,ya que esas personas se quedan muy bloqueados ,ya siempre les hechan las culpas a los demás ,ya sobretodo a las personas a las que más quieren .He comentado esto ;porque aunque yo me quieto mucho me mimo mycho,e intento qye mi hijo también sepa hacerlo .Siempre hay cosas que don difíciles de llevar.Ne gustaría saber más de los trastorno de personalidad ;aunque estoy informada ,siempre quiero saber más,porque es una lucha ;una batalla que tengo que ganar ,no para mi ,es para el ser más querido de mis entrañas .Me gustaría saber porque esos enfermos mienten tantos dice que nos quieren y a los cinco minutos no nos pueden ni ver,bueno solo os puedo decir que todo lo que he leído me gusta mucho ,porque todo lo relacionado con la psicología ,esta relacionado con nuestra mentes nuestras emociones.Que son batallas para esas personas infernales ,pero para los que vivimos con ellos también .

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *