¿Por qué un blog?

Desde que hace ya cuatro años empezamos la publicación de la revista “Iridia al día” la experiencia nos ha permitido llegar a mucha gente y recibir muchos comentarios, opiniones y articulos de personas muy diversas que, por motivos fundamentalmente de espacio, no podíamos compartir con el resto de la gente. Apoyados ahora por las nuevas tecnologías creemos que un blog es la herramienta perfecta para poder crear ese espacio de debate, de opinión, de compartir experiencias o, simplemente, de expresión que sabemos puede ayudar a muchas personas a reflexionar y a avanzar por ese camino que nos hemos empeñado en recorrer, el de la libertad. Un espacio completamente abierto a todo, desde los artículos técnicos de psicología hasta vivencias personales, que abrimos a todo aquel que quiera participar y que esperamos poder gestionar con cierto orden para que no os perdáis nada de lo publicado.

En esta primera comunicación me gustaría agradecer a todas las personas que habéis estado ahí durante estos años acompañandonos y haciendo que este proyecto fuera posible con vuestro apoyo, sugerencias, críticas y aportaciones. En este sentido, quiero agradecer especialmente a una compañera, Julieta Paris, cuyo blog personal ha sido, además de fuente de inspiración, la idea que me ha permitido crear este espacio y dar solución a esa demanda que teníamos y que sólo a través de la revista no podíamos cumplir. Gracias por compartir generosamente tus ideas.

Y sin más, os doy la bienvenida, aprovechando la ocasión para invitaros a participar y agradeciendo por anticipado vuestro esfuerzo, dedicación, generosidad y apoyo, que estoy seguro harán de este blog un lugar especial de encuentro y crecimiento.

Antonio de Dios Glez.
Director de Avatar Psicólogos.



  1. Os deseo toda la suerte con el nuevo proyecto, si lo haceis tan bien como en los cursos seguro que ira genial. Me has hecho reflexionar y creo que a mis compañeros tambien, has puesto el liston alto!
    Un abrazo, Juan

  2. Gracias por tus amables palabras, bastante abrumadoras y sorprendentes, por cierto.
    Te deseo lo mejor en esta aventura que, como muchas de las comienzas, te resultará gratificante.. a pesar de lo dificil que es a veces, mantener la mecha de la creatividad.
    Un saludo
    Julieta París

  3. Ojala que pronto podáis acercaros al mundo empresarial… creo que muchas personas necesitan ayuda y no son conscientes o no saben como pedirla. Suerte con el proyecto. Un abrazo

  4. Muchas gracias por tu comentario Teresa, me gustaría informarte de que ya llegamos al mundo empresarial, de hecho en nuestros cursos a empresas tenemos el compromiso de que lo que enseñamos, a parte de facilitar el trabajo y tratar de construir mejores profesionales, sirva para el desarrollo y la vida personal de los participantes. Es imposible dar lo mejor de uno mismo si no se está bien.
    Un abrazo

  5. Anonymous Says: enero 15, 2008 at 4:11 pm

    a quien les gusta el piano, la musica
    el otro dia me regalo un amigo una poesia y como soy de la opinion que si comprtes disfrutas mas
    para vosotros
    RAPSODIA SOBRE UN TEMA DE RACHMANINOFF

    En la fuga transparente de los días sin prisa,
    en su legato que envuelve como sombra de tarde
    el más claro silencio que precede
    a otra melodía renovada,
    a veces creo ver el terreno ganado al enemigo.
    Y es quimera, un espejo roto, alas cortadas,
    el despecho a los instintos, la rémora infecunda
    que impide navegar con planes detallados
    a ese fin que conocemos de memoria.

    El tiempo nos ata al cuello un precipicio
    nos llena los desvanes de incompletas partituras,
    nos arroja a un charco que quiere ser espera
    y desde una orilla contempla nuestro hermoso naufragio.

    Pero la vida debe transcurrir por el bien de la armonía,
    con la música de los pianos que anida el alma
    y que saben ser terribles en las noches, o bellos
    si una mano llega a tocarlos como tú, sin miedo.

    Esto es todo lo que puedo decirte del tiempo
    y de la música que compone silencios magistrales.

    ¿Ves? Yo puedo ser otro para describirte el mundo,
    puedo invocar los elementos sin temor
    como un salvaje danzante frente al fuego,
    o recoger grano a grano una cosecha de arena
    para nombrarte luz, piel, fruto o labios,
    justo antes de que el tiempo
    me aborde nuevamente en un finale
    acelerado por cuerdas y nostalgias.

    Mientras tanto, alteremos el ritmo de las horas
    seamos dos minúsculos seres engañando a la muerte,
    dos gotas detenidas casi en su rubato sublime;
    forcemos al tiempo, amor, a concedernos tregua.

    Si llegan mis besos indemnes a tus islas,
    nos oreará la noche con adagios marinos
    ajenos al tiempo, a su verbo y a sus ritos.
    Y dejaré que goce, como yo, la visión de ti misma,
    dormida para mi, vencida por mi amor únicamente,
    junto al piano que extraña los dedos de tu infancia.

  6. Anonymous Says: enero 15, 2008 at 4:17 pm

    un puesto de trabajo, una empresa estos lugares donde mas pasamos tanto tiempo y sacrificando tanto, necesitamos un apoyo, para cada uno de nuestra empresa es parte fundamental y cada uno tiene que amar lo que hace.
    es como una mano sin dedos.
    por eso creo que es muy importnte llegar a las empresas y ofrecerles todo el apoyo que necesitan para llegar al exito.
    siempre es un exito de todos.

  7. Saludos….. Dejeme decirle que su blog esta espectacular, tiene muy buenos artículos y son muy entendibles, ah! por cierto le felicito por el blog y continue de esa manera contribuyendo con información útil para los visitantes, voy a continuar navenagdo por su blog y le visitare en otras ocasiones. :):):):):):) La entrada ha resultado muy interesante y entrenida, me he quedado un buen rato leyendola, me despido de usted y hasta la proxima oportunidad.

  8. Uno de los dichos más populares, sabios y universales que tenemos es aquel que dice “más vale tarde que nunca”. Hoy, tarde —sin duda muy tarde— me dispongo a emprender el viaje de la lectura de este blog junto con mi participación en el mismo. Pero hoy también es el día en que la posibilidad del nunca deja de existir. Todo ello por mi propio conocimiento, descubrimiento, crecimiento y bienestar. Por ello te doy las gracias por haberlo creado, Antonio. Por ello y por enseñarme el camino menos transitado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *