Nepal III: La selva

Nepal III: La selva

La selva transmite paz, las caminatas en elefante y descubrir a los rinocerontes son experiencias que te conectan de alguna manera con tu esencia mas primaria. Impresiona estar a un par de metros viendo como el rinoceronte sube la cabeza y evalua si eres un peligro o no (por cierto, que estar encima del elefante es tranquilizador para nosotros…). Sorprende su calma, tranquilos, permanentemente pastando, conscientes de tu presencia pero sin inmutarse.

Llama la atencion esa mezcla de fuerza y paz, supongo que esa sera otra clave, solo se puede estar en paz cuando tienes la seguridad que te da la fuerza. Os invito a hacer de eso nuestro objetivo, superar nuestros limites y llenarnos de fuerza para encontrar la paz y transmitirla a los demas. Entrar en conexion con esa parte tan adentro en nosotros, tan basica pero a la vez tan importante para lograr la conexion con este mundo en el que vivimos, tan unica y que nos permite sentirnos nosotros mismos y desde ahi, desde ese respeto por nosotros mismos como parte de la creacion crear el respeto a los demas.
Hay un mandala que estamos repitiendo frecuentemente en este viaje; OM NAMAH SHIVAYA, que significa algo asi como: yo me inclino, o reconozco, mi propio Ser en todo lo que veo. Yo veo el absoluto, la Unidad de todo. Reconozcamos la unidad que hay debajo de todas las cosas y sintamonos pertenecientes a esa unidad, quiza desde ahi nos sintamos llenos y dejemos de anhelar.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *