Más sobre sentimiento II

Me gusta esa distinción que hace Julieta “primero sentimos, y despues razonamos” porque creo que ahí radica la diferencia entre el sentimiento y el senti-miento.
Los sentimientos son emociones unidas a nuestra razón, capacidad única como seres humanos que nos diferencia de los animales y que nos hace únicos. Cuando la razón y el sentir se unen de manera libre en la misma dirección entonces nos permiten ponernos en contacto con lo más preciado que tiene un ser humano: los sentimientos, las emociones amplificadas por nuestra capacidad cognitiva. El amor es quizá el sentimiento por excelencia, donde las emociones suben y bajan solo la capacidad humana para elegir nos permite que el amor perdure en el tiempo. El amor se construye, el recorrido desde las emociones desbocadas del principio (el enamoramiento) al sentimiento más profundo (el amor) es sólo posible desde nuestra consciencia y, desde ella, se alimenta para que perdure. El amor como emoción es finito, el amor como sentimiento puede ser eterno (aunque siempre sufrirá fluctuaciones por su componente de emoción). Para ello es necesario alimentarlo, cuidarlo, desarrollarlo… y eso se hace desde nuestra capacidad cognitiva, desde nuestra elección, desde el decidir mostrarse vulnerables, abiertos, expuestos…

Pero hay momentos que la mente, para protegerse del dolor, trata de controlar lo que sentimos y entonces el sentir se convierte en senti-miento, porque ya no nace de dentro sino desde fuera. Es una diferencia sutil, a veces imperceptible porque también nos mentimos para sentirnos bien, cuando la mente amplifica con la consciencia ese termostato interior, esa brújula de la que habla Julieta entonces nos sentimos vivos, únicos, ricos… cuando la mente trata de controlar la temperatura entonces empieza la pelea con nosotros mismos, la lucha, eso que tanto cansa y que nos deja tan extenuados, tan vacíos… porque al fin y al cabo luchamos contra lo más interno de nosotros mismos, no nos dejamos ser y perdemos nuestra esencia como seres humanos.

Dejémonos sentir, aunque duela, disfrutemos de nuestra esencia y, por definición, nada que nos haga sentir incómodos es nuestra esencia, cuando entramos en contacto con nuestro interior fluimos, sentimos… si no es así, si nos sentimos incómodos, cansados, peleando entonces estamos en el senti-miento.
Tratemos de eliminar ese pequeño guión que nos divide, comprometamonos en ayudar a que el sentir se funda con la mente creando una unidad, y desde ella que nuestro SER único se exprese libre a través de los sentimientos.



  1. si, segun pasa el tiempo te das cuenta que es mejor pasar el proceso de duelo, porque la otra cara del dolor es la paz,la bendicion.
    Cuando huyes del dolor lo amortiguas con alimentos, medicinas o cualquier otro tipo de adiccion, entoces lo entierras, pero tarde o temprano volvera hacer su aparicion.

    Lo mas importante es aprender escuchar tu corazon, prestar atnecion a la fuente de nuestra sabiduria interna,en vez de escuchar a nuestra mente. La mente nos indica lo que deberiamos estar haciendo, lo que crees que deberas hacer,lo que los demas esperan que hagamos.
    Pero si escuchas atentamente tu corazon, eres feliz sin ningun motivo concreto y empezamos a vivir nuestras pasiones.
    dificil hacerlo, pero hay que intentarlo

  2. AMOR
    El amor es la fuerza mas poderosa del universo. No hay mas potente que el amor. siempre y cuando permites que el amor guie tus respuestas, tu proposito, y en el ultimo instancia tu vida, ves que es esa vida llena de felicidad pura, de verdad, pura y alegria

  3. Anonymous Says: mayo 7, 2008 at 2:24 am

    Al leer los diferentes post sobre Sufri-miento, Senti-miento y posteriores, no puedo dejar de pensar que desde ese rasgo de humanidad que nos inunda, en la práctica el Ser de cada uno de los implicados se verá limitado al respecto. Si realmente sufrimos por que nos mentimos y como ya deberiamos saber creamos nuestra propia realidad, por qué no crear desde el equilibrio?, por qué bloquearnos?, de donde nace la creencia por la que sufrimos? (miedos, no aceptación de la realidad por propia elección o conveniencia, ignorancia…), por qué luchar?…controlar emociones…y lo más importante, qué responsabilidad tengo yo sobre las emociones que creo solo del otro?, qué elijo crear hacia el otro?, qué actitud tomo al respecto?, soy proactivo u observador? qué le transmito (y hay cada uno se las arregle con su capacidad de percepción) a través de mis limitaciones para que genere las suyas y su realidad correspondiente que sin duda estarán conformando la mía.

    Quizás la frase correcta sería: ‘Si estás buscando tu media mitad…asegurate de querer encontrarla más allá de que sea naranja o manzana’. De esta forma puede que la razón y el sentir transiten libres hacia el mismo lugar, dejando al Ser expuesto con todo su potencial, y desde hay el AMOR llegará sin más. Darse esta oportunidad…La gran pregunta es: ¿Te atreves?.

  4. Anonymous Says: mayo 9, 2008 at 5:19 pm

    la creatividad requiere el coraje de olvidarse de las certezas.
    Nos mantenemos en lo que ya conocemos,confiados.
    Una vez hayamos asimilado lo conocid, podemos apartarnos con toda confianaza, alejarnos lo suficiente como para obtener una vision global. desde alli podremos ver caminos nuevos, apareceran significados nuevos,la vieja infromacion nos precera nueva .

    asi puedes asimilar circuntacias nuevas dolorosas, concerlas,alejarlas y construir nuevo camino, otra vida , nueva y fuerte.

    RAQUEL SULTANA

  5. Anonymous Says: octubre 17, 2008 at 5:06 am

    Bien, bien pero ¿que pasa cuando ya has sentido dadas las experiencias de tu vida, cuando has estado conectado plenamente con tus sentimientos, y cuando tu subconciente y tu sentir se une con la mente?, yo gracias ese impulso llegue a un punto casi pleno tanto en logros sentimimentales, profesionales, y en mi caso particular arístico, despues de vivirlos dia a dia, lo que para tí era gratificante, con el tiempo ya no es, ¿puede ser el principio de una cambio?, me di cuenta de que no me sucedio lo que anteriormente me pasada que era meditar mejorar en base a mis sentimientos, valores y convicciones donde la emoción inunda tu interior, sino que es todo lo contrario, cuando entras sin querer ni desear ni sentirlo a un estado neutro donde lo que fue gratificante ya te da los mismo, donde tus pasiones dejan de serlo, donde cada cosa que haces, lo haces mecánicamente y no hay “Feeling como se llama en la música”, donde la miseria del otro te da igual, donde “creaste con amor” ahora lo vez como un adorno mas de tu entorno, donde nada te motiva, ¿sera que los sentimientos estan unidos internamente al deseo de obtener algo, ambición sana o malsana, y cuando ya lo tienes, pierden el sentido que tenían antes de obtenerlo, y peor aún es tanta la indiferencia frente a todo que incluso hasta te sientes bien y te sorprendes y dices “diablos esto antes me hubiera emocionado”, cuando entras sin querer a aíslarte porque te da lo mismo si vez a tu seres queridos o no, cuando la gente que te rodea, espera un gesto setimental de parte tuya y esto ya no fluye, mas aún, si te das cuenta dejando que domine la mente un poco mas abstraído de tu realidad, ¿llegas a pensar ¿estare con depresión?, sin embargo en este punto aparece la contradicción para este cuadro, el hecho de que tampoco quieres cambiar tu camino, no por negación sino porque igual te sientes bien así ya que no hay motivos para cambiar, es una sensación como la de estar durmiendo sin soñar, pero conciente, sabes que estas pero no hay nada que te mueva, cuando se detiene la busqueda de los pequeños segmentos de felicidad que vivimos en nuestro pasar y que hacen gratificante nuestra existencia, y no hay imaginación ni creatividad en tu vida, aun asi te sientes bien y piensas que no te hace falta, ¿sera un proceso de vegetación de tue cuerpo alma y mente para emprender algo nuevo?, si ya has conseguido lo que deseas…

  6. No creo que nuestro cuerpo pueda vegetar cuando hemos alcanzado los objetivos, creo que el bienestar no consiste solo en conseguir lo que deseas sino también en saber disfrutarlo una vez conseguido. Si esto no se produce puede ser por dos cosas, o porque mi autoestima se basa en conseguir cosas y en cuanto las consigo al no tener más retos no puedo alimentar mi autoestima, o porque hay una creencia interior que no me da permiso para disfrutar de las cosas. Cualquiera de ellas merece la pena revisársela y no darse por contento.

  7. Anonymous Says: octubre 27, 2008 at 5:48 am

    Tratare de abordar el penultimo comentario que hice mas generalmente y no tan personal para no llevar el contexto de lo planteado desde ese punto de vista.

    Si fuera el primer caso que se plantea acerca de “lograr los objetivos y disfrutar”, resulta que si se disfruta pero después pasa a ser cotidiano, ya es normal para ti vivirlo y sentirlo, si es acerca de “creencia interior que no da permiso para disfrutar los logros”, me inclino mas hacia este punto, pero lo maduraría un poco mas, diría yo que el sistema en que vivimos nos restringe a sentir y nos obliga cumplir funciones cotidianas del día a día, muchas veces poco gratas, estas mismas a largo plazo van mermando nuestro sentir, dado que debes responder ante un sistema impuesto donde si te detienes por un momento, te undes (en muchos casos), el hecho de existir y subisistir te impone una serie medidas de seguridad o autoprotección para no ser dañado, en todo ambito de cosas, he aqui un punto, hablando de parejas por Ej: el aumento progresivo del fracaso en las relaciones, dado este escenario, el disfrutar de la realación se ve mermado por las causas ya referenciadas, es en ese punto donde empieza el ser humano a inhibir el deseo de sentir, no por querer sino por la fatiga que se presenta cuando ya llevas demaciado tiempo cumpliendo para otros y no para ti mismo, y es ahi cuando te das cuenta que te has transformado en un ser humano mas funcional que espiritual y pocos se dan cuenta de esta condición, y es ahi donde se prensenta lo planteado anteriormente, te das cuenta de que funcionas pero has dejado de sentir, ahora y es lógico cuando se pierde alguein o algo importante en tu vida, y te has acostumbrado a estar con ello, sientes la pérdida recien en ese momento, entonces sabes lo que realmente tienes “En todo orden de cosas”, la pregunta es ¿como evitar caer en este cuadro?, y ¿como lograr hacer del dia un buen día?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *