Luz y Oscuridad

Luz y Oscuridad


Juani Romero, una compañera del equipo de intervención en crisis de Cruz Roja y estudiante de psicología nos regala este bonito cuento zen. Desde aquí os mandamos toda nuestra luz y amor para que conecte con la vuestra y podáis brillar.

La oscuridad pensó que la luz cada día le estaba robando mayor terreno y entonces decidió ponerle un pleito. Así lo hizo y llegó el día fijado para el juicio. La luz llegó a la sala antes de que llegara la oscuridad. Allí estaba el juez y los respectivos abogados.

Esperaron y esperaron. La oscuridad estaba fuera de la sala, pero no se atrevió a entrar. Simplemente, no podía. Así que, pasado el tiempo, el juez falló a favor de la luz:

“La luz es la Consciencia y la Sabiduría; oscuridad, inconsciencia y error son ausencia de las otras; eso es todo”.

No tienen luz propia. Si desarrollas la consciencia, ¿cómo puede compartir el mismo espacio la incosnciencia? No puede, como no pudo la oscuridad entrar donde estaba la luz.



  1. La oscuridad nos envuelve a todos, pero mientras el sabio tropieza en alguna pared, el ignorante permanece tranquilo en el centro de la estancia.
    Para quienes no ansían sino ver, hay luz bastante; más para quienes tienen opuesta disposición, siempre hay bastante oscuridad.
    XXX

  2. La luz no puede existir sin la oscuridad y viceversa. Disfrutemos incluso de momentos de oscuridad para luego poder ver la luz con más intensidad.

    ¡¡Me encanta tu cuento Juani!!

    Toñi

  3. Todas las cosas tienen una parte de oscuridad,
    tienen una parte de luz, y
    por el flujo de ambas,
    obtienen la armonía.

    Un beso.

  4. La oscuridad es como la noche, donde nos relajamos al dormirnos y las idias fluyen limpias, y al despertar con la luz de la mañana todo se ve mas claro, por lo que necesitamos de oscuridad para poder ver LUZ¨

  5. ¿Como se va a atreverse la oscuridad a entrar donde está la luz?, la luz mata a la oscuridad, la oscuridad no puede apagar la luz, y si se encuentran las dos, la primera seguro que podrá más que la segunda.
    La luz está dentro de nosotros, tenemos que rechazar la oscuridad, salir de ella, para que no apague nuestra luz, y poder reflejarla a los demás, y así, expandir nuestra luz a nuestro alrededor, y repartir alegría.
    Ese es mi sentir, espero haberlo reflejado bien.
    Un saludo a todos, y que sigamos unidos, como hasta ahora.

  6. Llevais razón, no puede existir Luz sin oscuridad, al igual que no puede existir Consciencia sin inconsciencia, ni Sabiburía sin error, ni Yin sin yan… De hecho, Luz y oscuridad, como apuntais, es una misma cosa con estructura dipolar, es decir, la Luz está en un extremo y la oscuridad en otro. Se puede tener mucha Luz, abundante Luz, Luz media, poca Luz, oscuridad…. Pero en un único momento no puedes tenerlo todo. Igual ocurre con la Consciencia, o eres consciente o no lo eres, sí eres inconsciente es fácil errar, en cambio, cuando llegamos a un nivel de consciencia también alcanzamos Sabiduría, y ésta nos ayuda a evitar cometer errores. Por eso es, que la oscuridad no podía entrar donde estaba la Luz, porque ambas no pueden existir en un mismo momento temporal en una misma persona. Así que ya sabeis… llenaros de Luz, con plena Consciencia, y alcanzando cada día más Sabiduría.

    Puede que sea un buen inicio de camino para intentar ser FELIZ.

    Juani.

  7. La oscuridad es la ausencia de luz. Allí donde no hay luz, se nos presenta la oscuridad. Así que hasta que no nos llenemos de luz no se irá la oscuridad. Pero tenemos que tener en cuenta que con muy poca luz se puede iluminar una gran habitación. Eso nos ha de pasar a nosotros: tenemos que aprovechar nuestra luz, la que tengamos, para iluminar nuestra vida. Así poco a poco irá aumentándo e impregnándonos de su esencia. Siempre que haya algo de luz, la oscuridad se irá, tarde lo que tarde.

  8. En nuestras vidas tenemos momentos de luz y momentos de oscuridad, ya que para mi ambas deben estar en perfecto equilibrio. El secreto creo esta en encontrar ese equilibrio,si tuviesemos siempre luz y no conociésemos la oscuridad, no veríamos ni apreciaríamos el maravilloso brillo de la luz.Lo mas fácil y quizás a veces, pero solo a veces, lo mas complicado pero no imposible, equilibrar esa balanza de luz y oscuridad como dijo anónimo, disfrutemos de esos momentos de oscuridad para luego poder ver la luz con mas intensidad

  9. a veces la oscuridad es tentadora, quién me puede molestar allì? , pero obviamente no puedes estar mucho tiempo, es como si estubieras bajo el mar, te puedes ahogar. Amanece, tomas aire, te estiras y un nuevo dia al que enfrentarse…. igual hoy ya no me apetece envolverme en la oscuridad… igual hoy cuando me caliente el sol decido que esta noche no volverè a la oscuridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *