Libertad para volar

Libertad para volar

Fotografía de José Luis Escudero

“Libertad para volar… La humanidad posee dos alas: una es la mujer, la otra el hombre. Hasta que las dos alas no estén igualmente desarrolladas la humanidad no podrá volar”

Estas palabras son extraídas de una presentación de diapositivas que me regaló un gran amigo hace tiempo. Llegaron a mí como agua de mayo días antes de una charla que impartía a más de cien personas funcionarias en prácticas que, obligadas, debían asistir a un ciclo de conferencias entre las que se encontraba la mía.

El tema, la importancia de seguir caminando en busca de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres. El reto, sensibilizar sobre una necesidad que provoca inseguridad y miedo a muchas personas y que se manifiesta con argumentos como “ya tenemos las mismas oportunidades”, “qué más queremos/queréis”, “ya está bien de pisotear a los hombres”, “el feminismo es tan malo como el machismo” y un largo etcétera que afortunadamente surge en los debates y que brinda al ponente una gran oportunidad para argumentar y desmontar falsas creencias.

La herencia sociocultural transmitida de generación en generación, a veces, nos limita y pone trabas para alcanzar nuestra libertad para ser y hacer lo que realmente deseamos. Por ello es importante estar predispuestas a los cambios a través del conocimiento de nuevas ideas que nos impregnen y remuevan, que nos hagan reflexionar y podamos desechar libremente si no nos convencen. Pero abrir nuestras mentes, abrir nuestros corazones y estar preparados y preparadas para afrontar cambios no es nada fácil y es comprensible que a muchas personas les genere miedo e inseguridad.

En esta línea os propongo un “pequeño” reto (seguro muchos y muchas ya lo habréis superado): No utilizar más la palabra feminismo como antónimo de machismo.

Para ayudaros a reflexionar y a valorar si os interesa, os remito al diccionario de la Real Academia Española (RAE) que nos define ambos conceptos del siguiente modo:

Feminismo: 1. m. Doctrina social favorable a la mujer, a quien concede capacidad y derechos reservados antes a los hombres. 2. m. Movimiento que exige para las mujeres iguales derechos que para los hombres.

Machismo: Actitud de prepotencia de los varones respecto de las mujeres.

Aunque todavía no está recogido en la RAE existe una palabra cada vez más utilizada en determinados ámbitos de nuestra sociedad y que sería considerada antónimo de machismo, se trata de hembrismo y con ella se pretende desterrar las connotaciones negativas que todavía hoy siguen acompañando al feminismo. El feminismo es un movimiento político, cultural y económico que surgió a finales del siglo XIX llevado a cabo por mujeres y también por hombres gracias a los cuales hoy nosotras podemos, por ejemplo, votar y ser votadas, podemos acceder libremente a la universidad, podemos pasear, viajar o comprar un frigorífico sin permiso de un hombre.

Pensad en vuestras hijas, amigas, madres, vecinas, tías, abuelas, pensad en vosotras. Si hubiéramos nacido hace unos cien años y hubiésemos deseado cursar estudios universitarios en España, en principio, no hubiésemos podido hacerlo. El acceso a la universidad estaba reservado solo para los hombres. El 8 de marzo de 1910 una Real Orden autorizó el acceso de las mujeres que, hasta el momento, solo habían podido asistir con unas condiciones: tenían que conseguir una autorización especial del consejo de ministros, debían ir acompañadas por un familiar y eran sentadas junto al profesor. Sorprende ¿verdad? Pues no hace tanto de aquello.

Así que estamos de celebración, 100 años se han cumplido en nuestro 2010 y no sería justo terminar sin citar a la escritora española Concepción Arenal que en 1841, contra la voluntad de su madre, comenzó a acudir como oyente a la Facultad de Derecho de Madrid disfrazada de hombre y que nos regaló, entre libros de poesías y ensayos, algunas frases célebres como éstas:

Abrid escuelas y se cerrarán cárceles.

El amor es para el niño lo que el sol para las flores; no le basta el pan: necesita caricias para ser bueno y fuerte.

Las fuerzas que se asocian para el bien no se suman, se multiplican.

Me despido insistiendo en la necesidad de darnos permiso para cuestionar lo aprendido y afianzarlo o desterrarlo tras reflexiones que nos conduzcan a una sociedad más libre en la que todas las personas independientemente del sexo con el que nazcan tengan los mismos derechos y oportunidades. Solo de este modo, eliminando los límites externos (que ya bastante tenemos con los que nos imponemos las propias personas a nosotras mismas) podremos desplegar nuestras hermosas alas, mirar atrás para coger impulso y juntas volar, volar, volar.

Estefanía L. Escudero



  1. Bonitas palabras, llenas de sabiduría… ojala no acordasemos todos los días en vez de uno concreto…

  2. MariposaMonarca Says: noviembre 25, 2010 at 11:50 pm

    Has reflejado mi pensamiento de una forma tan encantadora y real que te felicito por ser mujer y hacerme sentir a mí orgullosa de serlo. Gracias!.

  3. Simplemente RESPETO en mayusculas, igualdad entre seres alados con un mismo Don, el del AMOR hacia esa “LIBERTAD PARA VOLAR “
    Gracias.

  4. Poco a poco vamos ocupando espacios, el más dificil de ocupar el interior, dentro de nosotras mismas, desterrerando los estereotipos heredados y no transmitiendolos a nuestros hijos e hijas.

    Animo para seguir avanzando.

  5. Bonitas palabras! volemos!
    pienso que se esta consiguiendo y me alegro por las mujeres.
    Por suerte nuestra sociedad es cada vez mas libre, y salvo detalles, todos tenemos las mismas oportunidades.
    una preguntilla: ¿exite antonimo de feminismo?

  6. Yo prefiero hablar de sexismo, para evitar esas connotaciones negativas a las que aludes.
    MC

  7. Estefanía, estoy de acuerdo contigo en casi todo lo que dices, si fuera en todo pensaría igual que tú y no creo que haya en todo el mundo dos personas que piensen igual. Creo que como dices la libertad es el equilibrio de cada persona consigo misma y con respecto a los demás, pero lo más importante es estar orgulloso de uno mismo y seguro de lo que te rodea. Desde mi punto de vista la igualdad entre mujer y hombre empieza en el respeto que transmitas al que tienes enfrente dejando claro que tus derechos son tan importantes como los del otro y que no por tu sexo tienes derecho a unos privilegios con respecto a otros. La mujer ha tenido que luchar mucho, como dices en tu escrito, para obtener unos derechos que no dejan de ser tan suyos como los de los hombres y en este momento demuestra con sus hechos que está capacitada para cualquier menester que los hombres antes tenían en exclusivo por tanto creo que a partir de ahora lo más importante es la educación a ambos sexos y la seguridad en sí mismas de todas las mujeres. Para ello debemos ser justas y objetivas con algunas mujeres que en vez de engrandecer al resto de nosotras, nos dejan en entredicho abusando de los derechos por los cuales estamos luchando el resto. Creo que tienes las ideas muy claras y que eres un muy buen eslabón para la cadena de las mujeres que luchan por que el mundo sea cada vez más justo para todas y todos. Y que sepas que estoy muy orgullosa de tí.

  8. Me ha parecido muy interesante el artículo que has escrito. Me ha servido para aclarar muchos conceptos porque tenía una laguna muy grande con respecto al feminismo. La verdad es que la historia de la mujer ha sido muy perjudicada sobre todo con la biblia. Sí que he visto algún que otro comentario al respecto de que la mujer fue hecha a partir de la costilla del hombre y que es su pertenencia, además de ser la culpable de todos los pecados originales del hombre en ese sentido. Nada más remitirte al Génesis 24,14 donde se pronunca el nombre de Lilith, la primera mujer (anterior a Eva), la cual es representada como liberal e independiente.
    Este trabajo que he escogido está representado en su mayoría por mujeres. La docencia tiene gran parte de maternidad por el hecho de que las mujeres eran (y son) las que se hacen cargo de los hijos. También he escuchado el concepto de “Harén pedagógico”, donde gran parte del cuerpo docente es femenino, lideradas por un director masculino.
    También, por el auge que está teniendo el tema de la igualdad, con la creación de un ministerio y la ley de violencia de género, conozco casos de injusticia en ese sentido. La mujer necesita todavía mucha protección, pero es tambén un arma de doble filo. Esperemos que las cosas puedan seguir un cauce positivo y que se equilibren todas esas coletillas que estamos obligados (y obligadas) a la hora de redactar, llegando a su punto culminante en el libro que presentó la Junta de Andalucía sobre el lenguaje sexista. Yo todavía me hago un lío cuando tengo que hablar en público y tú lo sabes, porque también tengo que pensar en muchas cosas que tengo que decir no vaya a haber malinterpretaciones.
    El humor es un punto de conflictos también porque encierra un punto perverso y manipulador. Muchas veces he escuchado ese tipo de chistes por parte de machitos incompetentes que denigran a la mujer a cambio de unas cuantas carcajadas.
    El caso es que en alguna ocasión me he visto perjudicado. En especial cuando trabajaba en un comedor escolar. Uno de los monitores fue acusado de pedofilia. La verdad es que abusó de un niño de tan sólo 4 años. A causa de eso todos los monitores fuimos despedidos y contrataron a chicas. No me pareció justo, porque yo sí creía en el trabajo que hacía.
    Sólo espero no encontrarme con ese tipo de situaciones tan desagradables en el momento en que pueda desarrollar mi trabajo como docente. Intentaré luchar todo ese tipo de injusticias y colaborar a crear una sociedad más justa, igualitaria y solidaria.
    De todas formas, mando un montón de abrazos, abrazas, besos y besas.

  9. Estamos en el siglo XXI… y así es este MUNDO, nuestro MUNDO, ¿etiquetas?, ¿comparaciones?, ¿envidia?, ¿superioridad?… Siempre he tratado de hacer mi trabajo lo mejor posible, y sí, también las tareas de mi hogar, por qué no decirlo… y soy un hombre. Pero también he sentido siempre que lo que yo puedo hacer en mi trabajo o en cualquier otra labor lo puede hacer igualmente una mujer, somos personas, diferentes pero iguales. Como docente que soy, pienso que debemos construir una sociedad desde el respeto, la tolerancia, la solidaridad, la cooperación, la igualdad, la libertad… hacia una convivencia más justa, sana y si es posible FELIZ.
    Si no puedo ser para mi madre, Si no puedo ser para mi esposa, Si no puedo ser para mi hermana, y si algún día tengo y no puedo ser para mi hija, ¿Quién será para mi?
    Muy a menudo nos olvidamos de estas cuestiones y nos acordamos en un día señalado. Pero ahí están, SIEMPRE… besos de un gastoreño.

  10. Estefanía,te felicito,no por ser mujer,sino por ser un extraordinario ser humano.
    Nunca he creido en el feminismo ni en el machismo,si empesaramos a reflexionar por ese camino,nunca hubiesen existido las diferencias que llegaron a marcar a los dos sexos.
    La lucha ancestral que la mujer ha combatido ante el hombre,ha sido el mayor éxito de la humanidad,porque es la prueba evidente de la igualdad(que aun no poseen todas las mujeres del mundo debido a su ámbito cultural y religioso)pero aun falta algo más.
    Ahora que está de moda “La alianza de civilizaciones”,se debería de debatir porque esos paises donde la cultura relega a la mujer al mas denigrante plano de la sociedad,sean condenados políticamente si no asumen el más universal de los derechos humanos que es la igualda.
    Por lo tanto,yo aboliría de la sociedad los conceptos “feminismo” y “machismo” y los sustituiría por “IGUALDAD DE GENERO UNIVERSAL”,donde una comisión de paises la constituyeran como “Fundamental ley Universal”. Entonces,a partir de ese momento se reconocería al ser humano “mujer” como la gran vencedora del derecho a “Volar con libertad”. De lo contrario mientras halla una sola mujer que esté privada de ese derecho,las mujeres del mundo tendreis que seguir luchando por tener “LIBERTAD PARA VOLAR”
    De lo que si estoy seguro,es de que si todas tuviesen los principios y la educación que has recibido en tus genes y en el seno de tu familia,esa batalla ya se hubiese ganado hace mucho tiempo.
    Me despido de una gran mujer,con un cordial saludo.

  11. Esta bastante bien… aunque es difícil no caer en valoraciones erroneas, no por tú parte, aunque si por parte de la Historia. ¿Sabías que las primeras mujeres que accedieron al voto fueron las españolas? Si, votaron en la primera república… por ejemplo… en cuanto a lo de la R.A.E. es punto y a parte, se entretienen en quitarle el acento a guión, perdón guion, pero no en cambiar elementos de juicio como el que indicas… pero también habría que valorar ciertas palabras que han cambiado de sentido en normativas, por el ejemplo, la palabra género, que según las ciencias naturales se divide en masculino y femenino/ macho y hembra, pero en cuanto a normativas, la violencia de género no contempla el masculino… Por lo que una mujer se puede sentir agredida y un hombre no… siendo tan despreciable una cosa como la otra… Por lo demás, esta bastante acorde con lo que pensamos una amplia mayoría… Saludos y sigue así.

  12. Si señor, yo espero que se consiga algún día, es cuestión de educación. Con una buena educación es como se logrará hacer un pais justo y que desaparezca por fin machismo y feminismo del diccionario. Un saludo

  13. EN TU ARTÍCULO ESTAS REFLEJANDO LO QUE PENSAMOS TODAS LAS MUJERES.QUE MARAVILLOSA REFLEXIÓN HAS HECHO

  14. HAS REFLEJADO EN TUS PALABRAS LO QUE SIENTO.ME GUSTA

  15. Que bonitas palabras libertad y volar…me identifico totalmente con tu reflexión.Ya es hora de independizarnos de los modelos mentales que otros nos inculcaron y que son incompatibles con el desarrollo del ser humano

  16. Existen muchas formas de ser libre y todas se basan en el esfuerzo propio por conseguirlo. Te deseo mucho ánimo por colocar tu granito de arena en esa montaña que es la lucha por erradicar las diferencias entre dos organismos que más que contrincantes son compañeros.
    El hecho de establecer diferencias es lo que nos limita progresar como seres humanos. Si nos concibieramos tan sólo como seres complementarios con un mismo fin, evitaría muchos de los problemas que nosotros mismos creamos, puesto que estas diferencias lo que hacen es alimentar la mayoría de los siete pecados sino todos. Dejemos de competir entre los seres humanos y unámonos para mejorar los errores cometidos en el pasado y utilicemos sus experiencias para aprender y enrriquecernos como personas.

  17. Carlos dijo ….
    Maravillosas palabras, para expresar lo que tanto añoramos todos los seres humanos, la libertad para volar, hacia esas discriminaciones que cada día se nos hacen tan dificiles y poder radicarlas de una vez por todas de nuestro vocablo y en el que hacer de nuestras vidas.
    Felicidades de corazón, un abrazo.

  18. Muy bueno, pero tengo una postura propia que a todo este movimiento, después de tantos años, no se debería llamar feminismo, la RAE debería redirigir el significado, pues todo lo que acaba en -ismo, es estremo, y eso, confunde.

  19. Muy bonito y muy bien expresado el escrito, estoy de acuerdo practicamente con todo.

    Lo que ahora tenemos que tener es el cuidado de que las dos alas siguan siendo del mismo tamaño y no una mas larga que la otra, sea la ala derecha o la izquierda.

    Saludos.

  20. Anonymous Says: enero 3, 2011 at 9:22 am

    Estefania, tus palabras son tan bellas como ciertas, avanzar en este sentido es una obligación que tenemos tanto mujeres como hombres u hombres como mujeres, creo que el orden no es importante. Esta claro que se ha avanzado mucho y personas como tu, que hablen sin complejos de este tema contribuyen cada día a seguir por el buen camino. Gracias.

  21. Muchas gracias por todos vuestros comentarios y vuestras opiniones que, además de halagadoras aportan ideas y experiencias muy interesantes.

    Soy consciente de que vivimos en un mundo que cargamos de responsabilidades diarias, a veces, demasiadas y no siempre nos permitimos dedicar un rato a la lectura y la reflexión tan necesarias para nuestro crecimiento y el de los que nos rodean.

    Por ello, aprovechar este espacio también para expresar mi agradecimiento a Avatar Psicólogos que ha hecho posible que comparta algunas de mis reflexiones a través del post que me ha permitido volver a reflexionar y cuestionar gracias a vuestra participación.

    Un gran abrazo y mis mejores deseos para vuestro nuevo año.

  22. Anonymous Says: enero 4, 2011 at 2:55 pm

    Estefanía, me encanta tu reflexión, ya que además de ser muy bonita en la forma de expresarla, es enriquecedora y me ha ayudado mucho a liberarme de un cliché que alugna vez rondó mi cabeza, pues no somos pocos los que tiempo atrás llegamos a pensar “¿no es acaso el feminismo un extremismo que puede traer desigualdades, e incluso convertirse en el nuevo machismo de las mujeres y de la sociedad moderna?” Obviamente, estoy muy de acuerdo con que la Academia debería plantearse la opción del hembrismo, y entre todos quizás darle más difusión a ese concepto como antonimo del machismo. Ganaremos en claridad y comprensión sobre el feminismo, y podremos disponer de un nuevo termino en juego que nos permitirá en muchas ocasiones poder saber si alguna de las decisiones que se toman a nivel judicial o politico están mas del lado del hembrismo que del feminismo… (aquí dejo esta reflexión)
    Muchas gracias por tu maravilloso articulo.

  23. El debate que planteas me parece muy interesante. Para mi el principal objetivo que se debería conseguir es que dejemos de hablar de mujeres y hombres como entidades separadas, por lo que a mi modo de ver las cosas el término que debería prevalecer es el de persona. Es decir todas las personas deberíamos tener los mismos derechos y deberes. Cuando los términos machismo, feminismo, hembrismo, etc.; nos resulten anticuados habremos conseguido superarlos.

  24. Anonymous Says: enero 11, 2011 at 12:07 pm

    Y algo antes, la mujer que deseaba ser médico tampoco podía, aprendía de una mujer sabia y se convertía en otra mujer sabia, hasta que las quemaban a ambas, llamándolas brujas…

    Según mi modo de verlo y sentirlo, el feminismo va en proceso de muerte y deja paso al recien nacido movimiento femenino, que engloba por igual a hombres y mujeres, puesto que ambos debemos buscar nuestro lado femenino, que es el que nos brinda el amor, el saber DAR, cobijar.

    Yo digo que estamos en la era de lo femenino.

  25. Anonymous Says: enero 27, 2011 at 9:14 am

    Gonzalo dijo:
    Lleva razón. Me ha gustado este Libertad… Todo “-ismo” suele caer en la radicalidad y, por ello, no acepta la otra parte. Ya estamos cansados de que hombres y mujeres intenten demostrar ser mejores, superiores. No. La cosa es más sencilla: tú eres persona; tú tienes todo el derecho; tú mereces mi respeto. Seas quien seas. Y ahí es donde tenemos que trabajar, especialmente los hombres, e intentar convencer, y demostrárselo, a los que nos rodean. Y seguiremos en ello. Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *