Es que yo soy así

Es que yo soy así

– Es que yo soy así
– ¿Y se así te gusta?- respondió Federica sin alterarse pese a la sequedad y al tono defensivo de la respuesta de su amiga.
– ¿Qué quieres decir con si me gusta?
– Me refiero a si te sientes bien contigo mismo cuando haces eso, si te sientes tranquila, satisfecha, si es como te gusta responder.
– Pues no, pero yo soy así y ya está, no puedo evitarlo.
Es imposible que seas algo que no te hace sentir bien Yolanda. Lo que verdaderamente somos nos conecta con nuestra esencia y nuestra esencia es pura apertura a la vida. Cuando somos lo que somos es imposible sentirse mal, no podemos sentir que rechazamos lo que somos, es incongruente. Cuando no nos sentimos bien con lo que somos es que no somos realmente eso, es nuestro personaje que se ha adueñado de nosotros.
– ¿Nuestro personaje?
– Si, la personalidad que construimos cuando nos sentíamos muy vulnerables y creíamos que nuestra supervivencia estaba en peligro.

El silencio de Yolanda no era algo común en ella, así que era una clara invitación a que Federica siguiese desarrollando la idea que le estaba transmitiendo.

– Nacemos con un Ser puro e inocente, sin mucha información sobre este mundo más allá de la que genéticamente traemos programada para la supervivencia. Muy temprano, cuando todavía no tenemos los recursos para sobrevivir por nosotros mismos y dependemos de los demás, sobre todo de los que nos cuidan, sentimos ataques o daños. Aprendemos rápidamente a adaptarnos a las exigencias que nos llegan de fuera, que pueden ser muy variopintas, desde tienes que ser buena y dócil para que te quiera a todo es un peligro en este mundo y tienes que estar siempre alerta y a la defensiva. Son mensajes que grabamos muy profundo y que luego determinan nuestras reacciones ante situaciones parecidas a las que las provocaron hace muchos años. Podemos creer que somos así, pero en realidad está muy lejos de lo que somos, es la personalidad que construimos para sobrevivir acorde a las normas, deseos o designios de otros. Es lo que algunos llaman el ego.
– Y entonces ¿Quiénes somos en realidad?
– Pues aquello que nos hace sentir cómodas, satisfechas, seguras y tranquilas con nosotras mismas. Pero no una seguridad defensiva acompañada de tensión, sino una seguridad plena, que viene de nuestras entrañas y no necesita mil y una justificaciones.
– ¿Pero querer sentirse bien no es también ego?
– Sin duda, no podemos deshacernos del ego ni de la personalidad, somos seres humanos con una mente que nos ayuda a vivir en este mundo material que nuestros sentidos perciben. Sin la personalidad estaríamos perdidos.
– Pues no entiendo, hablas de ser nuestro Ser y luego dices que no podemos evitar tener una personalidad.
– Ya, es complejo si lo miramos desde una mente dual en el que tiene que ser una cosa o la otra. Pero en nosotras conviven ambas, el Ser y la personalidad, la clave es que nuestra personalidad este en contacto con el Ser, que le sirva para expresarse en el mundo material. Es como si el Ser fuese la guía, pusiese los principios y el destino, mientras la personalidad pone las herramientas para movernos en este mundo y conseguir acercarnos a nuestro destino.
– ¿Y cómo se si es el ser el que determina algo o mi ego?
– Tenemos un gran aliado que es nuestro cuerpo. Cuando nos alejamos de nuestro Ser dirigidos por los miedos que guarda el ego hay algo en el cuerpo que se remueve. Nuestra mente trata de justificar nuestro comportamiento, pero nuestro cuerpo se siente inquieto, a veces con una ligera sensación de malestar y otras con graves enfermedades.
– Bueno, pues entonces está claro que era mi ego… ¿Eso quiere decir que cuando tengo ese miedo que me hace esconderme no soy yo?
– ¿Te gustaría estar presente en vez de huir?
– ¡Pues claro!
– Entonces es que la que Eres es la que se queda en vez de huir
– Pero no puedo…
– El primer paso para poder es ser consciente de ello Yolanda. Podrás cuando, en vez de rechazar a la parte de ti que tiene miedo o seguir sus miedos con los ojos cerrados, puedas pararte a escucharla y a darle seguridad.
– ¿Cómo?
– Con Amor
– ¿Con Amor?
– Si, el Amor es lo que cura y nos hace superar los retos. El Amor hacia nosotras mismas o el Amor de alguien que nos ayuda a construir el Amor hacia nosotras mismas, que es la esencia de nuestro Ser. En el fondo Yolanda, somos puro Amor. Los miedos son ausencia de amor, son la mascara que nos protege de amenazas que, la gran mayoría de las veces, ya ni siquiera existen.

– ¿Y por donde empiezo?

Y por donde empezamos es otra historia, una historia que trataremos próximamente, de momento, como decía Confucio, hay que empezar por un primer paso y ese primer paso es la consciencia. De lo que soy, de lo que no soy, de lo que deseo manifestar de todo lo que soy…

 



  1. Lo uno y lo otro
    SOY así y asá
    SOY todo
    sencillamente SOY

  2. Cristina Moreno Says: mayo 27, 2015 at 8:15 pm

    Hl Antonio: quedan plazas ?. Estoy a la espera de unos resultados médicos y por eso no os he dicho nada. No lo sabré hasta la semana que viene (Martes o Miércoles ). Muchas Gracias y Bs.

  3. Hola Cristina, ya tenemos el curso completo. Pero teniendo en cuenta las personas que os estáis interesando estoy pensando en hacer otro en septiembre :-) Un abrazo y que los resultados médicos sean los que deseas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *