Egoísmo y generosidad

Viajaba en avión hacía mis vacaciones cuando la azafata daba las voces de los procedimientos de seguridad y entre otras cosas cuando llegó al tema de las mascaras de oxígeno dijo “las personas que viajen con niños deben colocarse su mascara primero y luego ayudar a los niños”. Pero… ¿cómo es posible que digan eso? ¿cómo voy a ser tan egoísta de colocarme yo la mascara antes de ayudar a un niño? ¡una vergüenza! Aunque… ¿qué pasaría si tratase de colocar la mascara de un niño antes de colocármela yo? ¿cual sería la consecuencia? Pues eso, que mientras trato de colocársela al niño es muy posible que empiece a quedarme sin oxígeno y si eso pasa entonces será imposible ayudarle a él que por si mismo no tiene capacidad para hacerlo y… ¡no estaré ayudando a ninguno de los dos! Sin embargo, si yo me coloco la mascara primero entonces al tener el oxígeno disponible no tendré ningún problema para ayudar a todos lo que lo necesiten a mi alrededor.

¿Es entonces colocarme la mascara yo primero un signo de egoísmo o de generosidad?

Este ejemplo describe lo que desde hace tiempo quería transmitir sobre el egoísmo y que vosotros habéis definido tan bien en los comentarios del post sobre el amor. Nadie puede dar aquello que no tiene de sobra, así que supongo que la mejor manera de poder dar más a los demás es estando lleno, poniéndome a mi primero. Cuando en Cruz Roja damos un curso de primeros auxilios lo primero que se enseña es la conducta P.A.S., son las iniciales de Proteger, Alertar y Socorrer, lo primero es siempre protegerte, después avisar al 112 y finalmente, sólo cuando la situación está asegurada, ayudar a las víctimas ¿cuántas personas mueren atropelladas por bajarse a ayudar en un accidente sin haber antes señalizado el mismo? Lo primero para lograr efectividad y el menor número de víctimas vuelve a ser ponernos nosotros primero, atropellados es difícil que ayudemos a nadie y además le damos más trabajo a los servicios sanitarios lo que al final acaba entorpeciendo.

Eso suele pasar cuando doy demasiado a los demás, me quedo vacío y entonces no sólo ya no tengo nada para dar sino que mi propio vacío me hace sentir mal. Tristemente muchas veces detrás de esa generosidad desmedida hay una busqueda desesperada por recibir y eso lleva a pedir, incluso a exigir, a los demás que me den de vuelta lo que suele llevar al víctimismo, el resentimiento y al reproche: “con todo lo que yo he hecho…” ¿eso sería generosidad o egoísmo?

La cosa es incluso más grave, las personas que dan demasiado (en un intento de merecer recibir) suelen atraer a aquellas personas que sólo saben recibir (se sienten muy comodas con alguien que sólo da) por eso cuando les empiezan a pedir de vuelta éstas salen corriendo, les reprochan que les pidan o incluso les agreden (se sienten muy inseguras porque no saben dar y se defienden).
A las personas equilibradas les gusta dar y recibir, por eso no suelen sentirse atraidas por una persona que solo da, no les permite desarrollar esa parte de ellos que también quiere dar. Por eso suele pasar que cuanto más “damos” menos recibimos. Es entonces cuando la persona que necesita recibir más insegura se siente y más intenta dar (es, repito, la única manera en la que piensa que podrá recibir) y más aleja a las personas que sí podrían dar mientras más atrae a las que no tienen esa capacidad. Por eso las personas con esa necesidad suelen tener tan “mala suerte” en todas las relaciones que tienen, mientras que las que se sienten llenas y no tienen necesidad suelen tener mucha mejor “suerte”.

Si somos lo suficientemente egoístas, pensamos en nosotros y con ello conseguimos sentirnos llenos entonces no tendremos necesidad, tendremos más para dar y lo haremos de una manera más despreocupada (no habrá peligro de quedarnos vacíos) y, sobre todo, sin la necesidad de que nos devuelvan nada. ¿No se parece esto más a la auténtica generosidad?

Supongo que el egoísmo y la generosidad son sólo dos caras de una misma moneda, algo que todos tenemos dentro y que sólo aceptando las dos podremos elegir cual de las dos poner en marcha en cada momento. Para poder ofrecer a los demás primero tendremos que tener algo que dar así que os invito a ser primero muy egoístas, hasta sentiros muy llenos, para después poder disfrutar de la libertad necesaria para poder dar de verdad.



  1. Anonymous Says: agosto 27, 2008 at 6:51 am

    Y también hay gente que tras un discurso de ese tipo, previamente bien aprendido y tan políticamente correcto, justifica cualquier acto de egoísmo hacia los demás.
    Me suena tan familiar, tan facilón, tan simplificador, tan peligroso…
    No hay fórmulas magistrales, no hay estándares, no hay nada que nos sirva a todos ni para con todos por igual. El equilibrio entre dar y recibir es algo dinámico que se va creando en cada relación con las personas, pero siempre de forma individualizada.
    Suena muy bien, aparentemente muy coherente, muy apropiado, y hay una parte lógica y sana sobre la importancia del autocuidado y del estar primero bien con uno mismo para poder ofrecer algo bueno al resto. Pero no me quedo con el implícito peligroso que lleva a muchos a un abuso de los demás en el nombre del ego, eso sí, muy bien fundamentado.
    Lo que hace falta es más corazón, más pasión y menos dialéctica, que el reloj, que es el juez más egoísta, no mira por nadie.

  2. Estimado anónimo, tienes razón, es algo simplificador, al fin y al cabo sólo estoy hablando de un pequeño componente de la situación. Estoy de acuerdo contigo que cuando el egoísmo viene desde el ego entonces nos encontramos con esas personas que sólo miran por si mismas y son incapaces de dar, es la misma necesidad pero en el otro polo. La falta de confianza en mi mismo queda camuflada por un recibir permanente, cuando llega la hora de dar entonces la inseguridad de no poder dar nada bueno lleva a la defensa en forma de huida o agresión (creo que lo apunto).

    Lo que no comparto contigo es lo del abuso de los demás en nombre del ego. Nadie tiene la capacidad de abusar de nosotros, nadie. A no ser que nosotros, por nuestros miedos, necesidades, etc. lo permitamos. Acusar al otro de abuso (psicológico no físico obviamente) es regalarle un poder que no es suyo. Si en vez de quejarnos del egoísmo de los demás tuviesemos la fuerza y la seguridad para elegir a la gente que queremos a nuestro lado, si en vez de empeñarnos en que alguien que no puede dar dé simplemente le dejasemos marchar, pese al dolor que provoca si nos hemos enamorado de lo que creíamos que era esa persona, entonces no nos quejaríamos de los demás porque seríamos dueños de nuestra vida y de lo que hay en ella, al fin y al cabo el dolor de dejar marchar a alguien aunque más agudo siempre es mucho menor que el dolor de tener a alguien al lado que no nos da lo que necesitamos o, simplemente, lo que merecemos.

    Es verdad que la vida es muy corta, por favor, no nos conformemos con menos y no nos peleemos con ella.

  3. Yo me quedo con la frase que mencioné en algún comentario del anterior post:

    “El amor no da nada fuera de si mismo ni toma nada fuera de si mismo. El amor no posee ni es poseído. Porque el amor es suficiente en el amor”

    Cuando hay amor solo hay que preocuparse de alimentarlo, pero no creo que sea precisamente desde el egoísmo, sino desde la generosidad, seguro que si se da, se recibe. Es como ese dicho popular que dice: “quien siembra recoge…”, o algo así.
    -Soy un poco mala para los refranes…-.

    Y si alguien tiene mucho que dar, eso si, siempre desde la sinceridad, estoy segura que de alguna forma u otra recibirá.

    Ahora, partiendo de la base en la que, en primer lugar está la etapa de la atracción y luego el enamoramiento, sí tiene cabida el egoísmo, aunque yo personalmente lo sustituiría por autoestima, ya que el egoísmo me parece una palabra algo confusa, porque siempre lo he entendido como amor hacia uno mismo sin preocuparse por los demás.
    En cambio, si tienes autoestima y eres capaz de valorarte positivamente, valoras al otro. Es como si te reflejases en un espejo.
    El amor no necesita nada porque el amor es el Todo, es la plenitud.
    El amor se va construyendo con el paso del tiempo. Y cuando está bien asentados los cimientos, entonces entrarían en acción la entrega, la equidad, y todos los ingredientes que han sido mencionados en otros comentarios.

    Considero que el egoísmo sería la cruz de la moneda. El que haría que no funcionase ningún tipo de relación, ya sea parental, conyugal, de amistad,…y menos aún para con los hijos. Ahí si que no tiene hueco alguno el egoísmo, todo se basa en el dar procurando el máximo, ahí no tiene cabida nuestro Ego como exceso de amor hacia nosotros mismos. Es el Todo por y para ellos.
    Esta sí sería la cara de la moneda, la generosidad, anteponiendo la honestidad, el respeto y la estimación con actos o palabras hacia ese alguien.
    Una persona puede sentirse lleno también desde la generosidad, desde la grandeza que le proporciona el estar tan colmado que le permite esa libertad de dar.
    Y cuando se da, desde lo más profundo, se siente conexión con el corazón sin echar cuenta a lo que se espera recibir.
    Por lo menos esa es mi humilde opinión.
    Dejar que todo fluya con naturalidad, porque en temas de emoción no se si puede interponerse la razón, a no ser que sea para la confusión…

  4. Anonymous Says: agosto 28, 2008 at 7:35 am

    Creo que cuando hablan de que te vuelvas egoista, no es que tengas que volverte, frio,calculador etc.si no que te quieras tu que te conozcas,que aprendamos a ver nuestros defectos y nuestras virtudes,que nos hagamos respetar,que creamos y confiemos en nosotros y no dejar que invadan nuestro espacio, pues cuando llegamos ha conseguirlo es cuando podemos ver al otro de igual manera, es cuando de verdad podemos querer y entender y respetar al otro.Bueno esta es mi modesta opinión,no se si acartada o no pero mia. Un saludo a todos.

  5. Loose, es verdad que cuando el amor es de verdad sobran egoísmos y generosidades, todo fluye. Ahora siempre hemos de estar atentos y preguntarnos ¿que puedo hacer yo para que hoy la otra persona sea más feliz? si el amor no se cuida se va deshaciendo.

    Con con la opinión del segundo anónimo completamente de acuerdo, eso es lo que quería expresar.

  6. Hola Avatar. Respecto a esa pregunta que debemos hacernos cuando hay amor puro, ese que fluye libremente, creo que la contesté. Corrígeme si me equivoco, pero la respuesta es alimentarlo, y alimentarlo es cuidarlo. Para enriquecerlo y así mantenerlo.
    Será que a mi me enseñaron un concepto equivocado del egoísmo y es el que tengo grabado en mi mente.
    Si tenemos un corazón débil, tendemos a depender de los demás y por lo tanto incapaz de renunciar al egoísmo. Ese es el egoísmo al que yo me refería en el comentario.
    Pero yo creo que mi corazón es fuerte y no tiene nada que esconder, lo sabes.

    Se cuales son mis defectos, mis virtudes, me conozco, pero también pienso que para el “arte de amar” no hay reglas, solo vivir la plenitud de nuestro corazón…

    Un abrazo.

  7. Anonymous Says: agosto 28, 2008 at 10:57 am

    Gracias avatar, por estar deacuerdo con mi comentario, para mi es muy importante,pues llevo algun tiempo queriendo aprender y comprender el significado de ser yo egoista, y por tu respuesta creo que lo estoy consiguiendo.

  8. Quiero pedir disculpas por entrar en este post a comentar mi opinión, ya que, en estos momentos soy la persona menos indicada para hablar, puesto que lo estoy haciendo desde la más absoluta subjetividad.

  9. desdeluego no podemos dar si no tenemos, por otro lado tambien hay que dar un margen para recibir,

    me costo mucho entender el proceso de dar y recibir, porque yo era lo que daba y daba sin nada mas, ahora aprendo a recibir y disfrutar de ambos

    todo eso llega cuando nos sentimos llenos completos, cuando no imaginamos que si damos mas nos van a querer mas, ahi esta el error ,, la gente que nos quiere , nos quiree por lo que somos y lo que no nos quiere no intentas comprarlos…no merece la pena.

    la gratitud de dar y recibir es la generocidad, sobre todo hacia a nosotros.

    Sin miedo a la palabra egoismo, ser egoista no segnifica que no puedes querer a otra persona, seginifca al contrario si te quieres , tanto generoso que eres tu contigo mismo asi puedes ser con los demas

    sin juicios sin prejuicios

    es la ley de la sobreviviencia, tienes que tener oxigenao para poder ayudar a tu hijo , nuestros seres queridos nos necesita fuertes y a veces nosotros les necesitamos fuertes

    dar con el placer de recibir con el placer de dar de la plenitud

  10. No estoy de acuerdo con que el hecho de que quererse y darse uno mismo sirva para llenarse de algo y después darlo, ¡¡no!! Das lo que eres y si te quieres o dedicas mucho a ti mismo desatiendes y olvidas a quien quieres. Pero si pienso que no se porque extraña razón siendo egoísta eres más feliz y en el amor de pareja recibes más. También se puede ser feliz dando pero ojo cuidado no deis tanto, sirve para que te quieran por bueno, pero en absoluto para enamorar.

  11. Loose, sigue entrando en este post, desde la subjetividad, desde la objetividad, siempre nos das algo bueno para revisar, pensar…
    NO TE PIERDAS …LOOSE…

  12. No te apures reencontrándome, que seguiré opinando, sólo que en estos momentos no me encuentro con fuerzas y estoy algo negativa. Pero pasará. Debo tomar nota respecto a lo que quieren decir con ser egoístas y aplicármelo, alo mejor así veo las cosas con más claridad u objetividad. Pero escribo lo que siento, soy sincera y no puedo expresar algo que no lo percibo de otra forma, solo por decir, he opinado y mira que bien me ha quedado.
    Las palabras me salen del alma.

    De todas formas te pongo un mail en mi blog. Muchas garcias.

    Un beso.

  13. Hola de nuevo, siento el tono y la rotundidad con la que opiné anteriormente, y es muy posible que no lleve razón en absoluto. Quiero pedir disculpas y agradecer que me permitáis decir esa barbaridad sin argumentos. Aprovecho para deciros que me tenéis muy enganchado, me gusta mucho leeros pues son temas muy interesantes y los comentarios muy inteligentes y que ayudan mucho a conocerse.
    También quería pedir un favor, me gustaría saber mas sobre los celos, hacen sentir muy mal a pesar de no tener motivos para tenerlos.
    Un abrazo a todos.

  14. He repasado de nuevo todo el tema del egoísmo que no me quedaba muy claro, y e vuelto a repasar todos los comentarios me quedo con un comentario de Reencontrándome (en el post trazas del amor) en el que nombra una frase que le marcó y que creo que es la clave: la dijeron una vez en una charla (dice reencontrándome) ..ESTE ES UN PENSAMIENTO EGOCENTRICO!! y responde Bucay: SI, CLARO QUE LO ES, Y SALUDABLE, LO MALO DICE, SERIA NO CENTRASE EN UNO MISMO. LO INSANO ES QUERER SER EL CENTRO DE LA VIDA DE OTRO.

    Me sonrojo al leerla, gracias por traerla.

  15. Hola Avatar y compañía. Sigo con muchísimo interes este blog, que, valga la redundancia, me parece siempre muy acertado en los temas que trata y en la manera de tratarlos. Y reconozco que no es nada fácil…

    Creo que la aproximación que haces del egoísmo y la generosidad es certera y rotunda. Así que te invito a que toms la invitación de Interludio y nos hables un día de estos de los celos..

    Al respecto de este tema yo pienso que ni el egoismo es tan malo ni la generosidad tan pura. Diferentes estudios de antropologia social y cultural, así como de antropología biológica y física (que aunque se parecen son distintas…) han llegado incluso a afirmar que la generosidad (ellos la llaman altruismo) no existe, y que incluso en el hecho radical de “morir por otro” hay cierto “egoismo” (ya que eso garantizaría mayor status y respeto por parte del grupo hacia los suyos…)

    En el amor uno necesita ser egoista. Eso, bien leído, significa que uno debe conocerse. Debe saber que está dispuesto a dar y que no, y que quiere recibir, o no.. Asi mismo, le sirve para conocer que puede y quiere dar…

    Claro que el amor se gestiona con el corazón, pero el amor es mucho más que algo que alimentar y cuidar… la posibilidad de hacer algo fructífero con él tiene mucho que ver con la tierra en la que se plantó la semilla. Si la semilla es buena, pero la tierra no es fértil, por muchos esfuerzos que haga alimentando y cuidando… no saldrá adelante… y si sale, no lo hará en todo su esplendor..

    Así que la tierra fértil tiene que ver con todo lo que Avatar nos dice: una tierra preparada es una tierra que da aquello de lo que rebosa, fructífera… y bueno, siempre hay tierras ideales para semillas concretas.

    El amor es el tema que, seamos de donde seamos, estemos donde estemos, nos interesará siempre.
    Hagamos que el día que nos llame a la puerta nuestro corazón esté, ya, listo… sin sentirnos culpables por ser egoístas, y disfrutando de compartir lo mejor de lo que somos.

  16. La luna ha iluminado la herida del cisne y me siento mas tranquilo, ilusionado, fuerte, ya se el porque, y entiendo la soledad, ahora asumo y puedo respetar mucho mas, dejaré paciente que sane y desde donde me toque adorare su belleza.
    He escrito un cuento: http://avatarpsicologos.blogspot.com/2008/04/el-cisne-escondido.html

    Gracias a todos sois la luna.

  17. No funciona el enlace podeis copiar y pegar la direccion, buscar el ultimo comentario del post EL CISNE ESCONDIDO.

  18. Aquí vive una Princesa.... Says: agosto 31, 2008 at 4:21 pm

    Hola interludio, simplemente quiero agradecerte que escribieses ese cuento. En su momento me ayudo mucho e incluso y aunque te suene increible, “me reconocí”. Tu relato de seguro nacido al pensar en alguien importante para ti, me hizo reaccionar y querer sentirme ese cisne….pero ese cisne saliendo de su escondite….Y lo he hecho!!!

    Recien llego a casa de pasar unos días fuera y encontarte es todo un regalo. En estos días fuera ese cisne (en este caso yo), consciente de la nueva etapa que comienza, ha encontrado de donde nace su fuerza interior y se ha conectado a ella.

    Sinceramente me parece bellísimo tu sentir hacia ese cisne….y te mentiría al decir que no deseé que alguien hubiese escrito algo así para mí. Lo hice mio y de vez en cuando voy hasta el mes de abril, solo para leerlo.

    Deseo que tu cisne siga iluminado por la luz de la luna y que esos mismos reflejos te bañen a ti también.

    Egoismo, generosidad….GRACIAS, GRACIAS, Gracias.

  19. Gracias Tot por tu aclaración.

    Entiendo pues, que es la CALIDAD lo que importa, no la CANTIDAD… Pero desde el principio.

    Disfrutar dando el máximo desde nuestro YO como SER incondicionado y desde nuestra más pura ESENCIA.
    Y desde el autoconocimiento conectamos con nuestra Esencia y/o Conciencia. Y solo lo podremos conseguir desde el egoísmo para luego poder así complementarlo con la generosidad.

    Saludos.

  20. Ordenando cajones , revisando y tirando lo que ya no me sirve de aquello que en otros momentos revise, organice, ordene y guardé lo que creía me servía( suelo hacerlo sin pensarlo cuando me siento superada y no se que quitarme de dentro), encontré esto escrito en una agenda mía del año 2001 aunque puede que sea posterior y lo guardara allí …
    El nombre del autor no estaba.
    Quería compartirlo …

    Sólo cuando estás bien contigo mismo puedes estar bien con los demás. Sólo cuando manejas tu soledad puedes manejar una relación.
    Necesitas valorarte para valorar, quererte para querer, respetarte para respetar, y aceptarte para aceptar, ya que nadie da lo que no tiene dentro de sí.
    Ninguna relación te dará la paz que tu misma no crees en tu interior. Ninguna relación te brindará felicidad que tu misma no construyas. Solo podrás ser feliz con otra persona cuando seas capaz de decirle bien convencida: “No te necesito para ser feliz”.
    Sólo podrás amar siendo independiente, hasta el punto de no tener que manipular ni manejar a los que dices querer.
    Sólo se podrá ser feliz cuando dos personas felices se unen para compartir su felicidad, no para hacerse felices la una a la otra.
    Para amar necesitas una humilde autosuficiencia, necesitas autoestima y la práctica de una libertad responsable.
    Pretender que otra persona nos haga felices y llene todas nuestras expectativas es una fantasía narcisista que sólo trae frustraciones.
    Por eso, ámate mucho, madura, y el día que puedas decirle a la otra persona “Sin ti me lo paso bien”, ese día estarás más preparado para vivir en pareja.
    Qué tema el del amor… Quién puede amar así?
    Nos hemos educado en la idea de la “media naranja”, en que somos seres incompletos que necesitamos del otro para hallar la sensación de plenitud. Los cuentos de hadas siempre terminan con el encuentro del príncipe azul y el consabido “y vivieron felices”. Y creemos en esos cuentos. Y nos empecinamos en habitarlos.
    Entonces aparecen frases como “el otro me hace sufrir”, “el otro no comprende” y permanecemos atados a relaciones donde seguimos esperando que algo externo a nosotros cambie, y nos traiga la paz, el equilibrio, el amor, la felicidad.
    Nada encontraremos en el otro si primero no lo hallamos en nosotros. Es un largo proceso que puede tomarnos toda la vida, y al transitar ese camino, nos encontramos con partes nuestras que preferiríamos no reconocer, con dolores, con miserias personales… pero vale la pena.
    Antes de acudir al encuentro del otro, deberíamos intentar el encuentro con nosotros mismos…

    Otras palabras… mismo significado…

  21. Como siempre interesantísimas vuestras opiniones, la última de reencontrandome la paso a la página principal porque es un regalo. Aunque la verdad es que todas lo son.

    Interludio te doy sinceramente la enhorabuena porque estás demostrando un compromiso con el cambio y una apertura que no son fáciles de observar. Te agradezco también el cuento que has públicado en “el cisne escondido”, como siempre lo enriquece.

    Loose, es imposible no escribir desde la subjetividad, es precisamente por eso que el escribir es tan catártico, al leernos nos descubrimos mucho mejor que al “pensarnos”.

    El piano siempre ahí.

    Gracias tot por el apunte antropológico.

    Y a esa princesa que espero pronto sea reina.

  22. El Principito Says: septiembre 4, 2008 at 6:13 pm

    Egoismo, que si me das, que si te doy, que si me doy a mí mismo… bla bla bla bla bla bla bla bla bla…

    Y no sérá mejor abrazar la idea de que simplemente para que el amor y la pareja funcione lo mejor es no hacer nada de nada??? Simplemente sentir, y sentir al otro y ser capaces de ponernos en su lugar, en eso consiste la empatía, concepto imprescindible en toda relación que se precie, a menos que nos enfrentemos a alguna patología.

    Por cierto AVATAR: tú eres de verdad tan ‘perfecto’ como los comentarios que nos haces???, a ti no te salpica nunca nada de una forma imperfecta, humana,terrenal y existencial??? ¿Practicas realmente todo lo que predicas?? O luego al pasar a la práctica, te pasa como a mí, que soy un hombre-desastre. Me voy de donde nunca debí irme, y dejo ir a quienes nunca debí dejar ir.
    ¿De verdad eres así de ‘perfecto’?
    El Principito

  23. “Hombre desastre”…
    ¿Será eso sinónimo de “imperfecto”?…
    Qué haces que no lo usas como un regalo que nos da la vida para hacernos aprender de los errores e intentar ir mejorando cada vez un poquito más.
    En ello consiste el CRECIMIENTO PERSONAL, en darnos cuenta de nuestros fallos, el preguntarnos qué nos pasa a nosotros para que eso nos halla salido mal o nos sintamos “frustrados”.
    Permítete tener esa cualidad y saca provecho de sus enseñanzas.

    Te puedo asegurar que todos somos IMPERFECTOS por naturaleza, sin excepción.
    De no ser así, la vida sería aburridísima.

    No cuestiones a nadie y ocúpate de ti mismo porque si no lo haces tú, ¿quién lo va a hacer?…
    EGOISMO tal vez?…

    Saludos.

  24. El Principito Says: septiembre 5, 2008 at 5:42 pm

    Pero si todo eso está muy bien Loose. Y ¿para qué negarlo? Soy un ‘hombre-desastre’ de los que mil veces caen en la misma piedra, y sigue tratando con piedras y codeándose con ellas, y enamorándose de ellas…

    Y respecto a lo de ‘cuestionar’, pues yo la verdad es que no ‘cuestiono’ a nadie, sólo he hecho una simple pregunta que repito desde aquí: ¿AVATAR tú de verdad practicas todo lo que nos dices en tus mensajes? ¿De verdad eres tan perfecto? ¿Dime entonces cómo puedo pasar de la teoría, a la práctica? Ayúdame amigo, que yo soy un Principito nada valiente.

  25. jajajajaj ¿perfecto? uffff, estoy lejísimos de ello. Supongo que si fuera perfecto no estaría escribiendo en este blog sino meditando por ahí en perfecto equilibrio fuera de los avatares mundanos. Estoy con loose, (casi) nadie es perfecto y como yo estoy muy lejos de serlo cada día trato de dar un paso más en mi aprendizaje y mi crecimiento.
    Ahora, eso si, en mi trabajo intento estar lo más comprometido posible y elaborar teorías que nos ayuden, en la difícil tarea de llevarlas a la práctica, a ser más libres y felices.

    No estoy de acuerdo Principito en que en el amor sea mejor no hacer nada, me parece un peligroso mito que provoca que muchas parejas, sin que pase nada traumático, simplemente se vayan deshaciendo. Precisamente la empatía es una de las cosas que más esfuerzo requieren en un acto verdadero de generosidad. Por eso es tan difícil escuchar empáticamente al otro, porque hasta que no nos sintamos seguros y completos siempre estaremos demasiado centrados en lo que nosotros sentimos, pensamos, etc. y eso nos aleja del difícil arte de empatizar.

    Tampoco estoy de acuerdo en lo de desastre, no se por qué siento que estás en el camino de convertirte en rey y pronto lo conseguirás.

    Un saludo y agradecimiento a todos/as los que invertís vuestro tiempo y generosidad en compartir cosas con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *