Detrás de los muros

Detrás de los muros

Todos somos importantes, perfectas.

Pero en un mundo en el que lo que haces bien se valora como “normal”, “tu trabajo”, etc. y lo que haces mal en seguida se te señala y se te critica, la mayoría de nosotros tenemos la sensación de estar en negativo. Eso nos hace sentir que no somos suficientes y nos esforzamos por hacer cosas que nos permitan recobrar la seguridad que nos regala el sentirnos importantes. Aunque eso es una confianza irreal, depende del afuera, de tu éxito, de la opinión de los demás, de que los resultados sean los requeridos por las exigencias. Eso nos hace irremediablemente esclavos.

Cuanto más necesitamos demostrar más inseguros nos sentimos y cuanto más inseguros más necesidad y, así, más esclavos.

Si queremos mejorar nuestras relaciones afectivas y sociales, la libertad es la clave. Nadie se siente atraído por un esclavo a no ser que quiera explotarle. Además, una vez conseguida la libertad, tienes una ventaja sobre los demás que, en mi opinión, tienes la misión de compartir.

Si deseas influir sobre los demás empieza por asegurarles su importancia personal. Mira a través de sus muros defensivos y encuentra al Ser humano que hay detrás. Cuando juzgas, las personas se ponen a la defensiva. Cuando les reflejas sus propios miedos se verán tentados a romper el espejo. Sin embargo, cuando ese espejo les refleja lo más divino de su Ser, cuando les refleja su verdadera esencia, entonces algo se ilumina dentro. Empiezan a sentir el calor que desprende esa luz y sus murallas empiezan a derretirse, a caer solas. Y una vez sus barreras han caído la comunicación fluye y con ella el entendimiento. Y donde hay entendimiento y consciencia lo único que puede surgir es el Amor.

Ojo! a veces, las personas más defendidas, ante la intensidad de lo que sienten cuando se abren, pueden ser inundadas por sus pensa-mientos y llenarse de miedo al descubrirse sin protección. Entonces, seguramente volverán a levantar sus muros de importancia personal y volverán a encerrarse en su cárcel de pretendida seguridad atacando aquello que hizo que se tambaleasen, atacándote a ti. Esto no tiene nada que ver contigo, a no ser que tú te lo tomes de manera personal que entonces te estará enseñando donde reside tu propia inseguridad, donde exactamente tú misma necesitas poner más luz y Amor. Pero si no te defiendes, si permites su miedo y lo acoges con la paciencia de quien observa miedo en un niño, entonces podrás seguir desviando el reflejo de sus muros y seguir reflejando aquello que sabes que permanece guardado en su interior.

Y quizá, sólo quizá, cuando la persona esté preparada para sentir su propia grandiosidad, su perfección, entonces tendrá la oportunidad de derribar sus muros y relacionarse contigo de Alma a Alma. Porque tú, posiblemente sólo tú, le comprendes y sabes quien Es. Y es muy fácil saber quien es porque, en realidad, eres tú, una misma esencia que cuando supera las más-caras donde está encerrada inevitablemente se reconoce.

Cuanto más hace una persona más difícil se lo pone, porque al hacer se está mandando el mensaje de que no es suficiente con lo que Es. Y así, la misma mentira que fue construyendo sus primeros muros, que tenía que hacer algo para ser querida, se transforma en realidad en su vida al vivir identificada con esa imagen de su más-cara. Y cuanto más trata de defender la validez y la importancia de esa imagen construida, cuanto más esfuerzo emplea para fortalecerla y sentirse segura, paradójicamente, más insegura se siente. Porque no existe ningún arma capaz de defendernos de algo que no depende en absoluto de nosotros, la opinión de los demás.

Solo si te paras a reconocer lo que esos muros guardan, solo si renuncias a tu importancia personal, serás libre. Porque si no tienes nada tampoco hay nada que defender, nadie tendrá el poder de arrebatarte nada y serás libre de vampiros energéticos y otras personas que, manejadas por sus miedos y su sensación de no tener suficiente aprovechan tus necesidades y tu inseguridad. Y es que, si se sienten tan vacíos y tan en peligro ¿Quién les puede culpar de querer robar aquello que más necesitan, seguridad y energía vital? Si no hay nada que demostrar no hay nada por lo que luchar y la guerra, interna y externa, puede terminar para dar paso a una paz que llenará todo de luz y Amor.

En vez de juzgar a los demás, acéptalos con compasión, con la compasión que te permite ofrecer la seguridad de que no te pueden robar nada, que aquello que tú eres no se puede tocar con las garras materiales de sus defensas. Y quién sabe si, quizá, un día les podrás contagiar de tu luz y Amor y descubran que no hace falta robar, agredir ni rebajar a los demás, que cuando se paren y cierren los ojos para ver con claridad descubran que poseen esa misma luz que tienes tú. Que ellos son tú y tú eres ellos y que no podemos carecer de nada ni envidiar nada porque ¿Cómo puedo carecer o envidiar lo que yo Soy?

Y un día, no se si lejano o cercano, pero un día, el Amor reemplazará a la violencia, los abrazos reemplazarán a la competición, la apertura a las defensas y la sabiduría a la ignorancia. Piénsalo, siéntelo, es una elección que depende sólo de ti.



  1. Se me ha venido a la mente una frase de Fritz Perls que publiqué hace tiempo al que tú le pusiste la guinda.

    “Yo soy yo y tú eres tú,
    Yo no estoy en este mundo para
    Llenar tus expectativas
    Y tú no estás en este mundo para
    Llenar todas las mías,
    Porque tú eres tú y yo soy yo.

    Y desde mi yo elijo tu tú, y dejo que tú también elijas mi yo y así compartimos la libertad que nos impulsa a crecer y a ser yo más yo y tú más tú, compartiendo, lejos de la exigencia”

  2. Pues si un día yo puse la guinda a tu publicación hoy tú se la has puesto a la mía. Muchas gracias Loose.

  3. Os ofrezco un fragmento de “El arte de amar” de Erich Fromm:
    ” En contraposición a la unión simbiótica, el amor maduro es ser-uno bajo la condición de conservar la propia integridad e independencia y, por ello, también la propia individualidad. El amor del hombre es una fuerza activa que derriba los muros por los que el hombre está separado de sus prójimos, y que los une con los otros. El amor le permite superar el sentimiento de aislamiento y separación, pero le permite también permanecer fiel a sí mismo y conservar su integridad, su ser-así. En el amor se da la paradoja de que dos seres llegan a ser uno y, sin embargo, siguen siendo dos… El amor es una actividad, y no un afecto pasivo. Se puede describir, de una forma muy general, con la afirmación de que el amor es, sobre todo, un dar y no un recibir. “

  4. La Reina Gorgo Says: noviembre 2, 2011 at 8:32 pm

    Solo el observar tu propia esencia humana, desde tu luz y tu sombra, te permitirá ver la humanidad en el resto, llegar hasta el otro, entendiendo que quizás su posición sea distinta a la tuya atendiendo a sus propios tiempos, sus propios “aquí y ahora” y que el momento de ver su propia luz será aquel en el que se dé cuenta de que en su interior hay también una llama que alumbra con brillo propio.

    La toma de conciencia es la que hace posible el cambio y mantener esta es necesario para percibir los mecanismos que propician volver a desconectar de esta luz, del Ser, que en su esencia es puro Amor. Y así el ser limitado, disfrazado de la grandiosidad de todo lo que es, sigue buscando en el exterior lo que ilimitadamente e intrínsecamente está unido a su existencia, el Amor.

    En tu “microuniverso” empiezan los cambios que pueden cambiar tu “macrouniverso”. Se espejo desde el Ser para poder llegar al corazón de los que te rodean.

    Respecto a la frase de Fritz Perls que comenta Loose, aclaro que es mucho más. La “oración gestáltica” que formuló Perls se ha prestado a muchos malentendidos, dejando de lado la propuesta actitudicional que Perls propone al terapeuta. Más allá del modelo que hace a este sacrificado y salvador, con la constatación de que el encuentro no siempre sucede, sin frustración o culpa por ello, con desapego y respeto por los límites que el otro pone en su trabajo personal al que no se le puede obligar. Esto humaniza al terapeuta y a la terapia.

    “Yo hago lo mío y tú haces lo tuyo.
    No estoy en este mundo para llenar tus expectativas.
    Y tú no estás en este mundo para llenar las mías.
    Tú eres tú y yo soy yo.
    Y si por casualidad no encontramos, es hermoso.
    Si no, no puede remediarse.”
    PERLS, 1974

    …Sin más…y mucho más.

    Hermosa reflexión Avatar. Gracias.

  5. GRACIAS por recordarnos que TODOS somos IMPORTANTES.

    TODOS podemos hacer que ese “mundo en el que lo que haces bien se valora como normal” cambie, con pensamiento positivo, TODOS podemos tratar de valorar un buen trabajo, una buena actitud, un buen comportamiento, un buen gesto… Pero, si además nos preocupamos por transmitir esa valoración positiva a la persona responsable de ese acto, seguramente contribuiremos a recobrar la seguridad de los demás y por reflejo la nuestra propia. Se reducirá la necesidad de demostrar y quizá, a partir de ese momento, sea más fácil tratar de hacer las cosas mejor, motivados por el deseo intrínseco de querer ser mejor persona.

    “La liberta es la clave” y nuestros principios y nuestros valores nos darán esa libertad, nos darán nuestra independencia. Si tenemos establecido un buen mapa de principios y valores, y nuestra conducta se basa en nuestros principios, si no traicionamos nuestra escala de valores, seremos capaces de sentirnos importantes independientemente de que los demás nos valoren o no (Por suerte, así llevo experimentándolo en mi propio ser desde hace un tiempo).

    Cuando consigamos esa independencia, esa capacidad de valorarnos a nosotros mismos, cuando seamos capaces de derribar nuestros muros y mostrarnos sin protección, seremos capaces de respetar a los demás, de aceptarlos, de valorarlos, de amarlos…y algún día, quizá, decidan abrirnos sus murallas.

    Algún día llegará ese momento y… hoy está más cerca…

    GRACIAS AVATAR

  6. A mí me ha recordado una explicación que nos dio un profesor de yoga que a su vez le transmitió otro profesor de yoga con contacto en la tradición sufí, y que mencionaba los diferentes Estados por los que pasa la Humanidad:

    1º) LO MIO TUYO Y LO TUYO MIO(la codicia, el materialismo y la conquista en estado puro)

    2º) LO MIO MIO Y LO TUYO TUYO (cada uno por su lado, individualismo, no se considera que estamos dentro de una totalidad)

    3º) LO MIO TUYO Y LO TUYO MIO (idea de colaboración, prosperidad en conjunto, ayuda humanitaria)

    4º) LO MIO TUYO Y LO TUYO TUYO (no hay nada que poseer, el sabio sabe que todo le pertenece y nada le pertenece. Como actitud: no hay nada que proteger ni poseer)

    ¿En qué Estado vibramos?

    Aina.

  7. Cisne Blanco Says: noviembre 7, 2011 at 6:18 pm

    Antonio, porque es para mí un lujo que en un curso hayas compartido conmigo este texto de Debbie Ford de su libro “El secreto de la sombra” y me honra que gracias a él empecé a percibir mi propia divinidad para derribar mis muros y percibir la divinidad de los demás, quiero ahora compartirlo con vosotros en este post que habla de nuestras mas-caras (la foto delante del castillo, aún con máscara, deja la luz inconfundible de tus ojos al descubierto).

    “Imagina que al nacer sabes que vas a ser un maestro, o una maestra, que eres sumamente poderoso, que posees unos dones inmensos y que lo único que necesitabas para poder entregar tus dones al mundo es tu deseo. Imagina que llegas a este mundo con el corazón lleno del poder sanador del amor y que lo único que quieres es entregar ese amor a los que te rodean. Imagina que tienes una habilidad innata para crear y que tienes todo lo que deseas y todo lo que necesitas. ¿Es posible que en algún momento dado en tu vida hayas sabido que no había nadie como tú en el mundo? ¿Y que en cada fibra de tu ser supieras que no sólo poseías la luz del mundo sino que además eras la luz del mundo?”.
    “Tienes que adentrarte en la oscuridad para generar tu luz.”
    Debbie Ford

  8. InmaMonarca Says: noviembre 8, 2011 at 11:24 pm

    Gracias a tod@s por vuestros comentarios. Me han sido de gran ayuda, os lo aseguro.
    El Ser propio Ama cuando rompe muros, pero a mí me está costando esfuerzos inmensos Amarme. Puedo y derrumbo muros inmensos para Dar, también Recibo. Pero mi Ser se olvida de su individualidad.
    Mi Ser se olvidó de Sí. Y debería no Dar, sino Llenarse, volver a Llenarse, Sentirse Importante.
    He aprendido de vosotr@s. Aprendo del Ser Humano. Pero se me olvida mi Ser. Seguir es mi meta. Seguir Viéndome, Estando donde debo de estar. Ojala tuviera menos capacidad para derrumbar otros muros, porque los míos se derrumbaron, y el fortalecerlos Duele. Somos y Soy. Quizás esta sea la señal.

  9. Yo hoy me permito equivocarme y ciertamente me siento un poco más libre.
    Me gusto mucho esta entrada es tan real .No creo que debamos construir ni fortalecer muros propios lo mejor derribarlos.

    Yo pienso que haces muy bien dando, que debes sentirte importante por ello y que esa es una gran razón para sentirte llena de Amor,si piensas así, porque sencillamente eso transmites.
    GRACIAS.

  10. InmaMonarca Says: noviembre 10, 2011 at 11:45 am

    Gracias, Luciérnaga. Mis muros fueron erradicados. Sí me entregoo y doy, y te agradezco que pienses que Transmito, porque lo sé. Y que me lo recuerdes me hace sentir que Puedo Ser Yo, y llegar a Quererme, Para Ser Importante Por MI, y para la persona que me merezca algún día. Porque SIGO, paso a paso.
    Hay muros que hay que erradicar, y otros que hay que levantar. Porque he bajado el listón en alguno y me han dado con clavos. Pero ese es el riesgo de SER. Un SER individual que ahora vuelvo y SIGO construyendo minuto a minuto. Porque sé lo que Quiero, e INTENTO QUERERME, algo que se me olvida con muchísima frecuencia. Cuando te entregas durante muchos años, puedes perder tu SER, y AHORA y en el minuto siguiente, desde hace un mes, aunque volví a caer, SIGO DÁNDOME A MI, un poquito cada día, para DAR a mis hijos, y VIVIR, y COMPATIR MI INDIVIDUALIDAD algún día con la persona que sepa DARSE SIN DEJAR DE SER, derribando sus muros, sabiendo AMAR. Gracias Luciérnaga. Gracias Antonnio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *