Derechos y Privilegios

Derechos y Privilegios


Caminando por la prisión de Alcatraz, dejándome transportar por las sensaciones de la falta de libertad y la energía allí acumulada tantos años después, me encuentro con un cartel que recuerda la norma número 5 de la prisión:

PRIVILEGIOS

Tiene derecho a alimentación, vestimenta, refugio y atención médica. Cualquier otra cosa que usted recibe es un privilegio

y entonces me doy cuenta de la cantidad de privilegios de los que disfruto en mi vida, de la cantidad de grandes y pequeñas cosas que pintan las paredes de mi vida de sensaciones, pasiones, comodidades, estimulaciones… y entonces entiendo a John Demartini cuando habla de que se llenen los ojos de lágrimas de agradecimiento. Porque por unos momentos, posiblemente demasiado largos, había dejado de ser consciente de todo aquello que tengo y cuando vuelvo a serlo no importa nada más que la sensación de agradecimiento por todo lo que la vida me regala cada día y mi compromiso de disfrutarlo.

Y es que más allá de lo que nuestra imaginación puede crear sobre las cosas que nos faltan, dejar la fantasía de lo que no es, volver al presente, ser consciente, significa agarrar ese ahora que es, en toda la extensión de la palabra, un verdadero presente.



  1. Gracias Antonio, como siempre, llegas en el momento justo con las palabras precisas…

    Besos y gracias de nuevo

  2. Increíblemente
    PRECISAS, PRECIOSISIMAS…
    GRACIAS.

  3. ¡Cuantas verdades dices en esta entrada!.
    Ahora sí que estoy de acuerdo contigo, hace poco leí en una revista algo que me impactó, no recuerdo en cual, pero decía “no pienses en la otra vida, que así no podrás disfrutar de la presente”.
    Me dijiste que el presente es un regalo de la vida, y efectivamente lo es, ahora es cuando estoy disfrutando de la vida, aunque con algunos escollos, siempre encontramos algunos escollos en el camino de la vida, pero como dices, hay que superarlos.
    Supongo que éstos los superaré, aunque a veces cuesta.
    Sé que soy una privilegiada de la vida, que no me falta nada, pero ya sabes que nunca estamos contentos con lo que tenemos, siempre queremos más, ese es el problema de los que lo tenemos todo, asíes la vida, no tiene arreglo.
    Un beso muy fuerte, gracías por esta maravillosa e instructiva entrada.

  4. “Compromiso de disfrutarlo”.
    Esas son las palabras más difíciles de llevar a la práctica: comprometerme conmigo misma a que voy a tener presente en cada momento de mi vida que soy una afortunada por tener lo que tengo; no olvidar nunca que puedo elegir disfrutar de aquello que me regala la vida.

    Para ello es necesario tener los ojos bien abiertos y en alerta para poder descubrir cuales son los privilegios que nos son regalados, pues si los cerramos o insistimos en mirar para otro lado, entonces nada veremos.

    Nunca olvidaré las veces que por motivos laborales, hace ya años, tuve que visitar a varias personas que se encontraban presas: controles de seguridad, puertas que se abren y cierran al paso, rejas y cristales que impiden una comunicación directa. Sólo entrar en el aparcamiento, ya impone a quienes no estamos acostumbrados.

    Sólo en ese momento se es realmente consciente de lo que supone la pérdida de libertad. No me refiero a la pérdida de la posibilidad de ir o venir, sino también a la de tener a tus seres querido a tu lado, de poder comunicarte con ellos cuando quieras, de poder besar a tus hijos todas las noches, de verlos crecer, de sentir el transcurrir de las estaciones, de elegir lo que comes, cuándo y cómo, de dar un paseo o de quedarte en casa, de elegir la vida que deseas tener. Sólo en ese momento pude comprender lo que se siente al estar privado de libertad, la cantidad de privilegios de los que disfruto todos los días, pero que no veo pues estoy mirando para otro lado constantemente, quejándome de lo que no tengo.

  5. “…Alimentación, vestimenta, refugio y atención médica”… Para la inmensa mayoría de la población, tener todo esto,en sí, ya es un privilegio.

    Darse cuenta de lo que tenemos, valorarlo, disfrutarlo…, y se me ocurre pensar que cuando verdaderamente logras ser consciente de esto e interiorizarlo, se empieza un camino diferente, te das cuenta de que teniendo lo básico para subsistir,los privilegios empiezan a ser prescindibles para ser feliz,a lo mejor no para vivir cómodamente. Pero la comodidad no alimenta el espíritu.

    Salud@s a tod@s

  6. No se dónde leí esta frase, pero me gustaría compartirla hoy con vosotros:

    -Ayer ya pasó, mañana ya vendrá , entonces…¿a qué esperas para vivir hoy?-

    ¿Se puede vivir ese “hoy” desde una perspectiva inconformista?
    Me explico. Me considero una persona inconformista en el sentido de que tengo mucho afán de superación. Me gusta seguir caminando, mirarme al espejo y ver cicatrices de batallas ganadas y no por ello pensar que no soy una persona privilegiada o que no estoy contenta con lo que tengo como apunta Demófila en su comentario.

    Agradecida siempre por disfrutar de todo lo que me rodea, de seguir, gracias a todo/s, aprendiendo y es por ello por lo que me siento privilegiada de ser inconformista, porqué no…
    Por seguir constantemente queriendo mejorar mi entorno.

    Un beso.

  7. Ahora es cuando yo comprendo lo que es apreciar el presente.
    Se tienen todos los privilegios, no les damos importancia alguna; no nos falta de nada, e incluso aún queremos más.
    Hay que apreciar la vida, cuando la muerte te arrebata a un ser querido, es cuando te das cuenta de lo que has perdido, y de lo importante que es vivir el presente, porque mañana no sabemos donde podemos estar.
    Disfrutémos de lo que tenemos, disfrutémos la vida, la vida se acaba, y no saemos cuando será.
    Un saludo a todos.

  8. El tiempo es un continuo, vivo mi presente desde la experiencia del pasado y con la expectativa del futuro. El futuro es imprevisible y el pasado me condiciona o me enseña cosas. Todo esto son conjeturas, sólo hay una cosa cierta, mis dedos sobre el teclado en este momento, o no… o si, yo que sé
    Lo de siempre… que todos/as aportais cosas muy interesantes

  9. “Compromiso de disfrutarlo”.
    Como bien dices, lo difícil llevarlo a la practica
    Alguna vez oí “Hoy es un regalo por eso se llama presente” pero solo lo oí no lo vi.
    Cuando la vida te golpea, te está enseñando a descubrir los privilegios que te está regalando, a no mirar para otro lado. Te enseña, que la comodidad no alimenta el espíritu, lo sabemos… Lo COMPLICADO, difícil, llevarlo a la práctica. Cuando la vida te golpea, quizás sea un pelín más fácil, ¿Por qué? Cuando la vida te lo da todo, somos privilegiados de la vida, lo tenemos todo .Como dice Demófila pero nunca estamos contentos con lo que tenemos. Cuando es así, es más COMPLICADO valorar el gran regalo que nos ofrece la vida. ¿PORQUE? Sentimos quizás, que al tenerlo todo no hay nada por lo que luchar, todo nos da igual nos sentimos innecesarios, nos conformamos. Nuestra vida si tiene arreglo Demófila, está en nuestras propias manos… AHORA.

    Debemos disfrutar también de ese privilegio que nos ofrece nuestra vida, ser inconformista, esto me hace y me hizo sentir mal tantas veces…Gracias Loose.

    Esta es nuestra triste realidad…
    Por mirar AHORA hacia otro lado, cuantas cosas nos perdemos HOY.

    Aportamos Lara ,TODOS

    GRACIAS a TODOS.

  10. La vida siempre nos pone delante lo que necesitamos para crecer, para seguir desarrollando nuestro camino, y cuanto más nos rebelamos más nos golpea hasta que un día en vez de pelear contra ella nos dejamos fluir, nos hacemos sus complices y cuando nuestros ojos brillan de agradecimiento entonces todo empieza a cobrar sentido y colocarse en su lugar.
    Y eso no significa parar ni conformarse, somos seres dinámicos y cuando nos estancamos “piiiiiiiii” morimos, así que dejemos que ese inconformismo del que habláis nos ayude a ir dando un paso tras otro, a veces difícil, a veces complicado, pero siempre fascinante el recorrer el camino de la vida con las vicisitudes que en este momento necesitamos.

  11. Hay que diferenciar el inconformismo de la constante insatifacción. Ver cuando detras de nuestro inconformismo se esconde otra cosa.
    En los momentos de mi vida en los que me he defendido a mí misma, autocalificándome de inconformista y casi presumiento de ello; han sido los momentos en los que me he sendio más insatisfecha, sin ser capaz de ver que la causa de esa insatisfacción era yo misma; el autoengaño de estar siempre mirando para otro lado.

  12. Sentimientos Says: marzo 27, 2010 at 9:21 am

    Dos grandes privilegios tenemos las personas.
    Vivir y decidir como queremos vivir.
    Que decidimos es lo que nos da o nos quita la libertad de ser felices, de vivir el presente, no olvidar el pasado y preparar un buen futuro.
    Los inconvenientes, son alicientes para superarnos y conseguir mas.
    A fin de cuentas siempre queremos mas. Porque no querer mas de lo que nos hace sentir bien.

  13. Cuando tenemos claro lo que nos hace sentir bien adelante, pero son tantas y tantas veces que nos confundimos, a veces nos engañamos hasta a nosotros mismos, educamos ya confundiendo equivocando… realmente no nos damos ni siquiera cuenta. Creemos que hacemos bien y realmente nos confundimos, equivocamos, sin darnos cuenta nos volvemos tremendamente egoístas también. Siempre queremos más, tu lo has dicho generalmente es así, pero que confusión, deberíamos querer mas y tener más de quien tu eres “SENTIMIENTOS, (no siempre es así.)
    Sabéis, yo… El otro día, mi hija que está en tercero de la ESO, tuvo un examen de recuperación de lengua, el trimestre pasado la suspendió, la vi aquí desmotivada, parecía que intentaba estudiar cuando la vi así… pensé así no va a conseguirlo, solo le dije: Si me apruebas ese examen, nos vamos a puerto Banús en bicicleta, tomamos algo y luego volvemos, yo se que puedes hacerlo…tubo un cambio radical ha aprobado su examen. Su bicicleta se la están revisando, creo se la dan hoy, en cuanto la tenga nos iremos a hacer algo tan simple como eso. Yo antes le decía: si apruebas todo dime qué quieres y te lo compro, siempre dentro de nuestras posibilidades. Os aseguro que funciona mejor este otro sistema, aparte de que ves el resultado, es tan bonito, tan precioso, ver su cara… SE ILUMINA.

    Con tu comentario SENTIMIENTOS me haces reflexionar sobre mi vida…sobre los errores, las equivocaciones cometidas. (También me hacía sentir bien comprar lo que quería cuando aprobaba)
    GRACIAS.

  14. Si a veces hay asumar fuera para aprecíar lo que tenemos dentro.

    La cuestion es ¿real-mente somos libres? – en un asunto de trabajo viendo presos que me han dicho que en la carcel es mejor no pensar, solo el pensamiento nos quita la libertad.
    Pensa-miento, me acordé de tus palabras, la libertad no esta entre rejas esta en la mente y como planeamos la vida.

    Gracias

  15. Hola amigos, interesante debate se ha desatado, como otras veces ha pasado.
    Solo vengo a aportar un pequeño grano de arena a este debate.
    Pienso igual que LARA, no sabemos donde estaremos mañana, sí sabemos donde estuvimos ayer, lo que sí es seguro, como dice él, es que yo estoy escribiendo esto en estos momentos, con mis dedos sobre el teclado.
    No creo que luchando contra nuestros incoformismos, lleguen a morir nuestros sentimientos, los sentimientos son la fuerza del alma, y el alma siempre estará dentro de nosotros, tanto si sufre como si no.
    El corazón se para cuando le llega la hora, y esa hora no la conoce nadíe, por tanto, creo que estas meditaciones que se exponen en algunos comentarios, no son todas la verdad sobre la existencia de las personas.
    Un saludo a todos, espero que sigamos compartiendo opiniones, esto nos enriquece y nos ayudamos entre nosotros.

  16. ¿Y qué es la verdad sobre la “existencia de todas las personas”?

    Quizás todo no sean más que meras interpretaciones, y sea “la verdad absoluta” la única gran mentira.

    Ahí va otra interpretación: ¿de verdad no sabemos la hora en que se parará nuestro corazón? ¿Y qué hay de las “muertes en vida”, las cotidianas? ¿Acaso no paramos nuestro corazón cuando nos saboteamos a nosotros mismos?¿cuándo sustituimos sentir por especuladores pensamientos que nos limitan? Esa es la única muerte que me importa,pues la otra no la conozco, y prefiero vivir cada instante, no por miedo a morir algún día y por ello hay que aprovechar mientras tanto,no,sino por asegurarme de que mi tiempo no es un vivir muriendo. (Uy, qué filosófica me he puesto, ay Demófila, es que tus comentarios me inspiran 😉
    Un saludo a todos.

  17. Anonymous Says: abril 6, 2010 at 11:21 pm

    Decimos que el pasado ya paso… Hablamos de que lo que tenemos es el presente… que hay que aprender a darnos cuenta de lo que tenemos, disfrutarlo, y dar gracias por ello… Totalmente de acuerdo, y me encantaria poder hacerlo. Pero, mi gran duda es, ¿realmente podemos hacerlo (al menos plenamente) sin solucionar el pasado? Por mucho que lea libros de crecimiento, por mucho que me gusten (y me encantan) todos los comentarios de este blog, por mucho que me haya esforzado en cambiar mi manera de pensar para integrarlo todo en mis pensa-mientos en mi vida diaria, por mucho cariño que me de yo ahora mismo, y por muchos amigos, salud, dinero y belleza que pueda tener, en algunas ocasiones parece haber una fuerza mayor que me impide disfrutar de ello…Desde luego ha habido un gran avanze, un cambio importante, que se lo recomiendo a cualquiera… pero luego aparece esa fuerza… ¿Necesitare simplemente mas tiempo?¿O realmente no se puede conseguir sin trabajar directamente con las emociones originales?Me parece que trabajar en el presente te hace sentir bien mientras estas en la tarea, pero a veces siento como si fuera simplemente otra tapadera: es la alegria que siente tu niño interior dolido al verse en la ilusion de que puede curarse, de que todo podria cambiar…

  18. Nakrama, precisamente eso es lo que defendemos desde Avatar Psicólogos, VIVIR por el mero hecho de completar nuestra esencia que es desarrollar los dones que tenemos, normalmente al servicio nuestro y de los demas (en ese orden). Siempre he defendido que las personas que más miedo le tienen a la muerte son aquellas que no están viviendo.

    En cuanto a que es la verdad absoluta y que es mentira no sabría responderte, con la capacidad perceptiva y cognitiva tan limitada que tenemos es difícil decir que es verdad y que no lo es, supongo que lo importante es que cada uno se sienta bien y ahí está su verdad. Es imposible estar en la verdad y encontrarse mal así que podemos tratar de encontrarnos bien (internamente no por cosas de fuera) como modo indirecto de estar “en el camino”.

    Anónimo, precisamente el trabajo de una psicoterapia es liberar las creencias limitantes y las personalidades defensivas que los acontecimientos del pasado han grabado en nosotros y no nos dejan disfrutar. Hay personas para las que hacer un trabajo psicoterapéutico de limpieza el paso casi obligado para poder disfrutar, hay otras que al haber tenido una experiencia vital sin tantos golpes simplemente tienen que recordar que pueden disfrutar de su presente. Trabajar con las emociones originales parece la manera más rápida de hacerlo, aunque hay otras, el tiempo también ayuda pero siempre que se haya hecho algo y necesite asentarse, el tiempo por el tiempo no cambia nada.

    Un saludo y gracias a todos/as por vuestros comentarios.

  19. Gracias Avatar, en realidad mi comentario iba en relación con lo último que escribió Demófila(nos gusta pelearnos (siempre con cariño)porque no nos ponemos de acuerdo. Pero gracias igualmente por tus palabras.
    Por cierto,vaya frase la de la nueva entrada. Tal vez algún día me suceda que alguien me diga algo así. Supongo que a todos nos gustaría oir algo por el estilo.
    Un saludo

  20. ” VIVIR por el mero hecho de completar nuestra esencia que es desarrollar los dones que tenemos, normalmente al servicio nuestro y de los demas (en ese orden).”

    ¿Tendrífa que SER en ese orden?
    Me pierdo, Gracias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *